Un museo para recordar a Don Rafo

Buscan que los nuevos stronguistas conozcan el legado del Tigre que venció el turbión.
martes, 3 de noviembre de 2020 · 00:00

Página Siete  / La Paz

Su medalla del Cóndor de Los Andes está “bien guardada”. Sus fotografías y trofeos, también. Los recuerdos conviven entre su familia, pero no entre el pueblo stronguista. En el 96 aniversario del  nacimiento del expresidente de The Strongest Rafael Mendoza Castellón resurge la idea de un museo para  homenajear al Tigre que derrotó el turbión de Achumani.

Una imagen  de la inauguración del estadio. 
Foto:Julio Lazarte

  “Mucha gente no sabe que mi padre fue condecorado con el Cóndor de Los Andes, justamente por la obra titánica que fue el complejo. Hay mucha gente joven que no lo conoce”, contó Ana Mendoza, hija de Don Rafo.

Don Rafo  Mendoza  fue un aficionado al golf.
Foto:Familia Mendoza

 Rafael Mendoza nació  el 20 de octubre de 1924 en Moro Moro, provincia Vallegrande del departamento de Santa Cruz.  Falleció en  Cochabamba el 7 de abril de 2002. Esas  fechas están ligadas   a la vida de Don Rafo, quien luego de la tragedia de Viloco (26 de septiembre de 1969) se dio un punto de quiebre  para el Tigre.

Rafael Mendoza,  el Tigre mayor en Achumani. 
Foto:Familia Mendoza

 Rafael Mendoza, presidente de su club desde 1967,  asumió  el  reto de reconstruir el primer plantel de la nada, gracias al apoyo y solidaridad de todo el fútbol sudamericano. 

El golpe fatídico  al club aurinegro impulsó a  Don Rafo, quien   en una entrevista al periódico Presencia comentó:  “Sinceramente creo que  la tragedia de Viloco fue la base para poder idealizar la construcción de un campo de fútbol de primera calidad con todas sus dotaciones, donde podamos entrenar y jugar nuestros partidos oficiales;  es decir, un estadio que sea de nuestra propiedad, de The Stronguest, y por qué digo fue Viloco el incentivo o el impulso que nos llevó a definir tan tremenda empresa… La respuesta es tan simple, me di cuenta que nuestro club tiene dirigentes extraordinarios capaces de llevar a cabo obras de magnitud, primero una cancha de primer nivel, luego el estadio y el complejo deportivo”.

Mendoza con  su esposa María Antonieta. 
Foto:Julio Lazarte

Al recordarse cinco años de la tragedia, Rafael Mendoza logró  el patrimonio ansiado para una consolidación del club. Aportó  un patrimonio en calidad de terrenos con una extensión de 70.000 metros cuadrados (una estimación en cifras  actuales con  un valor de 63 millones de dólares). Oficialmente, el 4 de marzo de 1976 marca el hito histórico. Pero luego lidió contra la naturaleza. Los turbiones del río Huayllani  borraron,  literalmente, los cimientos y la cancha ya terminada del Tigre.

Don Rafo  en el complejo que soñó y construyó.
Foto:Familia Mendoza

  “Los turbiones del río nos causaron una profunda preocupación. Mi amigo Mario Mercado me decía  que nuestro club tenía la cancha más larga del mundo,  con un arco en Achumani y el otro en Valencia. De ahí sacamos la garra para seguir adelante con las obras del estadio”, contó Mendoza. Esta es una parte de la leyenda del  Tigre mayor y que se espera homenajearlo con un museo para que los nuevos stronguistas conozcan su historia.  
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

59
2

Otras Noticias