Bolívar fulmina a Guabirá

La Academia goleó por 5-0 a los inofensivos azucareros, ayer en el Siles. El local ganó sin mucho esfuerzo.
sábado, 12 de diciembre de 2020 · 00:48

Página Siete  / La Paz

Con un Wálter Flores que pedía más y más contundencia, Bolívar fulminó ayer a un caricaturesco Guabirá. Sin brillo, goleó por 5-0 a los azucareros, en un partido que ya estaba definido en los primeros 45 minutos.

 La Academia, con más voluntad que destreza, acordonó a un casi bisoño equipo de Montero en su área. Guabirá se empeñó en buscar refugio en su meta. Mala decisión. El equipo de Flores no tardó mucho para festejar en un Hernando Siles con aproximadamente 4.000 espectadores.

En el inicio, Bolívar dominó, pero sin profundidad. A los 8 minutos envió una alerta. Roberto Fernández remató desde 35 metros e intranquilizó al guardameta Jairo Cuéllar.
 
Cuando el visitante apenas se acomodaba en el campo de juego, el 1-0 del local llegó a los 17’ por dudas de los defensores centrales. El balón quedó a merced del joven  José Herrera, quien remató hacia el pórtico ante un Cuéllar vencido.

 Mientras el grito de “¡goooool” y el “Bolívar, Bolívar…” se uniformaba en las tribunas, llegó el segundo. En un contraataque por la derecha, Juan Carlos Arce envió un centro perfecto para que Marco Riquelme coloque un frentazo inalcanzable  para el portero visitante. Era el 2-0.

 La Academia buscaba el pórtico rival, alentada por su timonel Flores que arengaba a los gritos: “¡Vamos por más goles!”. Los montereños no contestaban a los ataques. Guabirá no propuso. Su guion era de defensa.  Sólo Rodderyk Perozo se animaba a salir. Sin éxito.

  Bolívar no necesitaba ponerle intensidad a su juego. Le bastaba con manejar bien la pelota, generar profundidad cuando el balón llegaba  a los pies de Arce y Herrera. Fácilmente, el local encontraba espacios. Y así… llegó el tercero. Fernández robó el balón y con un certero remate de zurda, a media altura, convirtió el 3-0, a los 29’.

 Con un Guabirá inocuo que sólo tenía a Perozo para  salir, la suerte estaba echada. Celestes y rojos se fueron a vestidores. La goleada estaba sellada. 

 Complemento

Sin desmelenarse, la Academia aumentó a los 4’. Riquelme convirtió  el cuarto, tras un pase en profundidad  de Erwin Saavedra. Guabirá adelantó líneas y perdió   balones de forma ingenua. A dos toques, el local recuperaba el balón  y fue así que el delantero argentino le ganó un mano a mano  al guardameta Cuéllar  con un remate de derecha y puso el 4-0. 

Guabirá se resignó. No hizo nada. El DT Flores ordenó el ingreso de Pedro Azogue por Oviedo,  Leonardo Vaca por Arce, Víctor Ábrego por Riquelme y Gabriel Villamil por Saavedra. Ahí cambió el partido.  
 
 El equipo del orureño  dejó de funcionar como en el primer tiempo. Bajó su rendimiento

Pese a eso, a los 38’, el cuadro académico celebró el 5-0 gracias al tanto del atacante  Vaca, que anotó tras un pase de Hernán Rodríguez.

 El cuadro de Tembladerani se impuso sin brillar. Consiguió una goleada que le sirve para continuar en zona de aspirantes a la corona. 

Los celestes tendrán tres días de descanso antes de medirse con Aurora, el martes (15:00), en Cochabamba.

 figura

Marcos Riquelme
El delantero  argentino anotó dos goles. Se destacó en un Bolívar con brillo pese a la goleada.

Árbitro

Yordy Alemán
Aunque el   juez tarijeño no tuvo muchos inconvenientes, por momentos permitió el juego rudo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

11
8

Otras Noticias