Cabezazo en el fútbol, la bomba de tiempo que preocupa a los jugadores

Exjugadores ingleses piden a su gobierno que se pronuncie sobre el vínculo entre los remates de cabeza y enfermedades neurológicas.
jueves, 24 de diciembre de 2020 · 00:00

AFP  / Londres

Nueve exjugadores profesionales ingleses, incluidos dos exinternacionales, escribieron ayer  al secretario de Estado a cargo de los Deportes en su país, Olivier Dowden, para que el gobierno se pronuncie sobre el vínculo entre los remates de cabeza y las enfermedades neurológicas.

Los firmantes, incluido el excentrocampista defensivo internacional Peter Reid y Viv Anderson, el primer jugador negro que llevó la camiseta de los Three Lions, se apoyan en un estudio de la Universidad de Glasgow realizado en exfutbolistas escoceses que evidenció que éstos tenían 3,5 veces más riesgo de morir por una enfermedad neurodegenerativa que la media.

“Incluso aunque el estudio dice que no hay un vínculo establecido” entre los golpeos de cabeza y los problemas neurológicos, quieren que el gobierno "investigue un eventual vínculo (y) si las pautas actuales se adaptan para proteger a los jugadores a todos los niveles de la competición".

Este proceso se hizo público dos días después de que unos expertos aseguraran a la familia de Nobby Stiles que el cerebro del campeón del mundo en 1966, fallecido en octubre a los 78 años y que sufría demencia en sus últimos años, se había dañado por los numerosos cabezazos realizados a lo largo de su carrera.

En total, cinco miembros del equipo campeón del mundo en 1966 presentan casos de demencia, entre los que está Bobby Charlton, quien fue compañero de Stiles en el Manchester United. Luego del estudio escocés sobre el tema, los remates de cabeza se prohibieron durante los entrenamientos para los jugadores menores de 12 años en Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte, siguiendo el ejemplo de Estados Unidos, que los prohibió en 2015. Pero algunas voces piden que esta prohibición se amplíe a los menores de 16 años.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

2
1