La apuesta de Salinas: “Podemos llegar a Catar”

“Domínguez dijo que estaba preocupado por Bolivia porque estábamos lejos del penúltimo”, contó el dirigente.
lunes, 10 de febrero de 2020 · 00:00

Mauricio Cambará  / Santa Cruz, El Deber

 César Salinas siente que hoy comienza a ser palpable la apuesta que asumió desde que comenzó su etapa como presidente de la FBF. El nivel de la Sub-23, las giras por Sudamérica y Europa con diferentes selecciones  han desembocado en una actitud distinta de los jugadores en la que el seleccionador nacional, César Farías, es una pieza clave. 

Después de un inicio de año difícil en lo deportivo, Salinas habló de temas decisivos en este 2020, como las eliminatorias, la Casa de la Verde y la venta de los derechos de TV para los próximos cuatro años.
 

Salinas con  su esposa Inés Quispe, titular del Tigre. 
Foto:Archivo / Página Siete

  ¿Es un alivio lo de la Sub-23?

Creo más bien que ha sido fundamental haber comenzado un proceso en las menores. El año pasado hicimos campeonatos en diferentes categorías y varios de estos chicos estuvieron en esta Sub-23; es parte del proceso que tenemos como proyecto en la FBF para estos  cuatro  años y fracción como gestión. Pero también  creo que una parte importante fue la elección de César Farías como DT de la selección absoluta y las otras categorías; se ve el cambio, el progreso de nuestro fútbol. En una reunión de Conmebol, el presidente Alejandro Domínguez  dijo que estaba preocupado por Bolivia, porque encima de ser los últimos, estábamos lejos del penúltimo. Eso a mí me dio impotencia, vergüenza, porque administrativamente y deportivamente  estábamos lejos.
 

  ¿Y ahora, cómo estamos?

Deportivamente se ven progresos. Me han mandado mensajes de otras federaciones porque han quedado sorprendidos con el nivel de la Sub-23 y también reconocieron que tiene mucho mérito el profesor Farías. Se ven jugadores con ilusión, con actitud, con ambición de gloria que ha permitido que el hincha se sienta orgulloso de ser boliviano, por cómo su selección pelea en cancha. En el partido ante Perú, de no haber sido por el árbitro Nicolás Gallo, hubiéramos avanzado. Administrativamente se avanzó, pero quedaba un bache con lo deportivo... Administrativamente, en la FBF, se han generado tres departamentos: el financiero, el de competiciones y el de desarrollo. Son áreas importantes, especialmente el de competiciones, que atañe directamente a la selección y a todas las asociaciones. Hemos reordenado la FBF, la dotamos de gente ejecutiva, profesional, nos costó, pero al fin creo que vamos por buen camino. Pienso que desde ahí hacemos un trabajo ordenado para lanzar las competiciones en las diferentes categorías en selecciones y torneos de reservas. De aquí salieron varios jugadores para el nivel profesional y a ello se suma la Sub-15, 17 y 19 que hicieron giras a Venezuela, Perú, Argentina y Brasil; ese tipo de partidos a otro nivel hizo que estos chicos maduraran internacionalmente  y, bueno, el resultado es éste, llegaron en mejores condiciones a Colombia  y la selección comenzó a revivir, por encima de las expectativas que teníamos los bolivianos.

El titular  federativo dirigió a The Strongest  de 2014 a 2018.
Foto:Archivo /  Página Siete


 

  En un balance rápido en el área financiera, de competiciones y de desarrollo, ¿qué diría?

Creo que ya terminamos de reestructurar la parte administrativa de la FBF, cada departamento sabe lo que tiene que hacer. El área de desarrollo es la encargada de implementar la infraestructura de las asociaciones, el tema de capacitaciones, del equipamiento y se encarga de los torneos menores, Sub-13, que viene financiada por Conmebol. Ha sido una experiencia interesante porque se lo hace en un solo distrito y se juntan los chicos de esa edad y los papás, es el torneo más simpático. Los otros torneos de selecciones a nivel departamental, en las diferentes categorías y el profesional, directamente van al departamento de competiciones. Y, por último, el financiero es el que se encarga del flujo de fondos, que proyecta ver cuánto va a entrar, cuánto nos van a costar los torneos y cuánto es el remanente que puede sobrar para distribuir entre los clubes profesionales y las asociaciones. Ahora, el hincha ha comenzado a aceptarlo... Te puedo decir que  en estos últimos diez años  el único DT profesional o de primer nivel que llegó al país  es César Farías. Lo trajimos cuando era presidente de The Strongest y nos dio mucha enseñanza, muchas cosas, con un juego de calidad, incluso a nivel de competición sana con los demás entrenadores nacionales y extranjeros. Apostamos al 100% por él junto a la dirigencia que me acompaña, porque no te olvides que estaba el profesor (Eduardo) Villegas y gozaba de la simpatía de la afición porque era el último campeón, pero bueno, a veces tú tienes un sexto sentido para tomar una decisión y pese a que me expuse mucho, le otorgué el apoyo haciendo gestión con el comité ejecutivo  para que aprobáramos su contratación.

 Pienso que fue una decisión acertada porque ya se ven los resultados y dentro de esa lógica y línea de trabajo  da para soñar con clasificarnos al próximo Mundial.

 Lo bueno que tiene Farías es que es muy disciplinado, muy profesional, muy ordenado y le dedica 18 horas cada día a su trabajo. Dice mucho y como FBF tenemos que darle apoyo en la parte logística, en las exigencias  y también, llegado el momento, estar en la misma línea en la parte económica con los jugadores para que estén bien concentrados. 

Año y nueve meses de gestión, ¿tenemos una FBF estable para encarar el proceso de eliminatorias, el 26 de marzo?

Sí, la FBF institucionalmente está consolidada, estable, tenemos un equipo de trabajo con personal calificado y prueba de ello es que cuando estuvo el ejecutivo para Sudamérica de FIFA, Jair Bertoni, más dos ejecutivos, se han llevado la mejor impresión. Ellos vinieron e hicieron mesas de trabajo. Evaluaron las cuentas Forward (programas que impulsa FIFA) y cruzaron información con la Casa de la Verde. Por el trabajo que hemos mostrado en esos días se han llevado la mejor impresión. Bertoni fue muy sincero y en público dijo que la FBF estaba más profesional que antes. 
 

La familia  Salinas-Quispe en una producción anterior.
Foto:Archivo /  Página Siete

¿Qué conclusión se llevaron de la Casa de la Verde?

Les hemos presentado un proyecto dentro de lo que nosotros pensamos que puede ser más útil. Hubo algunas discrepancias, en el tema estrictamente de funcionalidad deportiva, pero no discrepancias fuertes, ya que por la experiencia que tiene FIFA en el asesoramiento a diferentes selecciones, nos dieron ideas positivas. En diez días más tenemos que presentar un dibujo de cómo será la Casa de la Verde. El financiamiento está asegurado, ellos nos financian hasta con 2,7 millones de dólares, pero se tienen que cumplir muchos requisitos y los vamos a cumplir. Mucha gente nos decía que sería lo mismo de Cochabamba (Vinto), que íbamos a comprar el terreno y que ahí se iba a quedar todo, pero yo no me manejo de esa manera, se compró el terreno, se ha hecho una gestión de más de ocho meses con Conmebol y FIFA, cumpliendo con los requisitos que exigían, y logramos el financiamiento de la Casa de la Verde. La FBF puso como contraparte 100 mil dólares con autorización de ellos. Lo demás viene así; 1,7 Conmebol y un  millón FIFA. 

 ¿Cómo darle espacio a una selección en un año ajustado?

En el tema deportivo lo tengo claro, pero también depende del trabajo que hagamos con el apoyo que nos den los presidentes de los clubes y las asociaciones del país, porque para que una selección rinda, necesitamos darle espacio para que el técnico pueda hacer grupo; solo así se logrará la confianza de amistad, de convivencia. Este es un año muy apretado, pero para 2021 vamos a tomar espacios para que la selección juegue amistosos al margen de las fechas FIFA. Para aquello, vamos a tener que apelar a la comprensión de la dirigencia para que cedan a sus jugadores y con base en ese proceso continuo de jugar en la selección absoluta y menores  esperamos tener más expectativas de conseguir buenos resultados. El objetivo mayor es clasificarnos al Mundial de Catar y eso solamente se logrará a base de trabajo. 

 

César Salinas  y César Farías luego del Preolímpico Sub-23.
Foto:FBF


  ¿En qué etapa se está con los derechos de TV?

Para la FBF, en eliminatorias, conseguimos 12 millones de dólares, antes era 6,3. En el tema de los derechos de TV para el fútbol profesional  estamos en una etapa de análisis para lanzar la licitación abierta para todas aquellas empresas que deseen presentarse. El año próximo estamos liberados del actual contrato y vamos a trabajar para presentar unas tres alternativas de otro formato de campeonato, que sea más atractivo para los clubes y que les genere más ingresos. Lo que necesitamos es que los presidentes comprendan la propuesta y si ellos tienen una distinta, también la tomamos porque la FBF es abierta, por eso me reuní el anterior lunes con los presidentes para manifestarles que nosotros no nos cerramos ante ningún tipo de propuesta. Y ellos entendieron. 
 

¿Se puede conseguir un precio más alto que el actual?

En los derechos de la TV, hay que tratar de conseguir el mejor ingreso posible para los próximos cuatro años. Hay una propuesta de la empresa local, verbal, de poder seguir en el rubro, pero ellos van a tener que entrar a la licitación abierta como cualquier otra empresa. Hay que mostrarles a las empresas interesadas qué es lo que ofrecemos en el pliego y en eso estamos trabajando. Posiblemente la licitación salga en una o dos semanas y vamos a dar plazos. La actual empresa tiene un derecho preferente que debe manifestarse, si lo usa o no. Con todo eso, esperemos llegar hasta agosto o septiembre con la nueva empresa que se hará cargo. Pero en el tema de campeonato, tenemos unas tres propuestas para presentarlas al consejo y ver si la podemos aprobar. 
 

 ¿Iremos a Catar 2022?

Yo  siempre he sido una persona que me he propuesto y he sabido llegar al objetivo. En mi vida particular, basado en perseverancia y trabajo. Y en la FBF estoy tratando de aplicar lo mismo. Me trazo objetivos que es muy diferente al comercial, pero también no es otra cosa, sino que hay que trabajar, trabajar y trabajar, de manera ordenada, con comunicación permanente y creo que sí, podemos llegar a Catar.

 

Otras Noticias