Griezmann le dio el empate al Barcelona que sigue vivo

El Bayern de Múnich sentenció prácticamente la llave al derrotar como visitante al Chelsea por 3-0. Los alemanes están con un pie en cuartos de final.
miércoles, 26 de febrero de 2020 · 00:00

EFE / Nápoles y Londres  

Un gol del francés Antoine Griezmann matizó en la jornada de ayer  una gris prestación del Barcelona y le dio un valioso empate 1-1 en la visita al Nápoles en el estadio San Paolo, en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones.

Tras pagar su lenta y estéril posesión e irse al descanso con un 0-1 adverso decidido por un golazo del belga Dries Mertens, el Barcelona igualó al comienzo de la reanudación gracias a Griezmann, en una acción originada en un gran pase vertical de Sergio Busquets.

La segunda diana en esta Copa de Europa para Griezmann fue la mejor noticia de la visita al San Paolo para un Barcelona que acabó con diez por la doble amonestación al chileno Arturo Vidal y que tampoco podrá contar con Busquets para la vuelta del 18 de marzo en el Camp Nou.

El cuadro barcelonista, con el francés Samuel Umtiti en la zaga junto a Gerard Piqué, quien acabó sustituido por molestias en un tobillo, y el croata Ivan Rakitic en el centro del campo como principales novedades en el once de Setién, controló el balón, pero le costó jugar en vertical ante un Nápoles extremadamente compacto, que se encerraba con las tres líneas en pocos metros y que buscaba ofender al contragolpe.

Los técnicos, que intercambiaron sentidos elogios en la víspera, decidieron jugar nuevas cartas para aprovechar el momento. Setién, que no tenía a grandes alternativas a disposición a causa de las bajas del uruguayo Luis Suárez, el francés Ousmane Dembelé y los españoles Jordi Alba y Sergi Roberto, buscó más ritmo con la entrada del brasileño Arthur Melo por Rakitic y Gattuso agregó chispa ofensiva con Matteo Politano por Callejón.


Vidal acabó expulsado por ver dos amarillas entre el 87 y el 89 por falta y protestas con el portugués Mario Rui y Piqué tuvo que retirarse por molestias en un tobillo.


 Gran triunfo del Bayern

Los aficionados del Chelsea recordaban antes del partido la Copa de Europa y el gol de Didier Drogba en 2012 a los alemanes y al final es lo que único que les quedó, el recuerdo. El Bayern de Múnich, en su versión más devastadora, goleó 0-3 a los londinenses dejándoles con pie y medio fuera de la 'Champions'.

En la reedición de la final de 2012, en la que el Chelsea levantó su primera y única Copa de Europa, el Bayern se vengó en el corazón 'Blue', con dos tantos de Serge Gnabry y uno de Robert Lewandowski (que ya suma 11 en la competición), dejando prácticamente sentenciado su pase a cuartos de final.

El Chelsea se lo veía venir y puso protecciones. Como ante el Tottenham el finde, metía cinco defensas. Para resguardarse y ganar más profundidad con la que conseguir centros para Giroud. 
 

 

Otras Noticias