Vasco toma aire con su victoria sobre Oriente Petrolero en Sudamericana

miércoles, 05 de febrero de 2020 · 23:23

AFP / Brasil

El Vasco da Gama brasileño se deshizo este miércoles por 1-0 del Oriente Petrolero boliviano en el partido de ida de la primera fase de la Copa Sudamericana 2020, que le sirvió a los cariocas para reconciliarse con su afición.

El partido arrancó muy frenético en el Sao Januario de Rio de Janeiro, pese al césped encharcado por el diluvio de la tarde.

El veterano DT Abel Braga necesitaba despejar las dudas que pesan sobre él y su alicaído equipo, y pronto el Almirante se hizo con el juego, fue construyendo una presión incontestable sobre el arco boliviano.

Durante los 90 minutos dispuso de muchas oportunidades, con varios balones en el palo, y se fue con la sensación de que podría haber resuelto la llave.

El 4-3-3 de Braga se apoyó mucho en el joven delantero Talles Magno, considerado una de las mayores promesas de Brasil, y este no tardó en hacer de las suyas por la derecha.

En el 20, Magno recibió un balón del carrilero Yago Pikachu. Sin pensarlo mucho, se marcó un centro raso hacia el delantero argentino Germán Cano, quien en posición más que dudosa marcó un bellísimo gol de tacón.

Como el VAR no está disponible en la primera fase de la Sudamericana, el gol de Cano, único fichaje de Vasco de momento en esta temporada, subió al marcador sin ser revisado.

Los cariocas andaban sedientos de gol, pues solo habían marcado uno en los cinco partidos disputados en la primera fase del Carioca, y esta joya de Cano les dio alas.

Desde entonces no dejaron de atosigar a los 'refineros', pensando en ampliar la cuenta de cara a la vuelta, el próximo 19 de febrero en Santa Cruz de la Sierra.

El argentino Pablo 'Vitamina' Sánchez planteó un 4-5-1 para los bolivianos, dispuesto a sorprender al contragolpe. Pero se quedaron rezagados, a merced de Vasco, y apenas causaron malestar.

Su refuerzo estrella de la temporada, el delantero internacional mexicano Marco Bueno estuvo muy apagado.

En el 27, Magno le sirvió un balón a Pikachu. El lateral chutó un balón cruzado que salió fregando el palo.

Un doble palo

Vasco, campeón de la Liberadores en 1998 y sumido en una grave crisis económica, dispuso de otras varias oportunidades en el primer tiempo, sin frutos.

La segunda mitad arrancó sin cambios y con los cariocas dispuestos a darle la estocada a los bolivianos.

El trío atacante formado por Magno, Cano y Marrony, quien estuvo muy activo desde el inicio, se volvió un dolor de cabeza para el arco de Banegas.

En el 49, Marcos Junior recibió un regalo cruzado de Pikachu para marcar a placer, pero incomprensiblemente estrelló el balón en el palo.

A partir de ahí, los de 'Vitamina' Sánchez tomaron impulso en busca del empate, triangularon en el centro del campo e intentaron varios contragolpes con balones cruzados que asustaron muy tímidamente a Fernando Miguel.

Siguieron siendo los cariocas los dueños de la batuta. En el 70, tras un saque de esquina, estrellaron un balón en el palo y, en la misma jugada, otro en larguero.

Sumada a las ocasiones anteriores, esta jugada desató una sensación de impotencia y de preocupación que acompañó a jugadores e hinchas hasta el final.

Otras Noticias