El coronavirus sentencia un año sabático para la Verde

La suspensión de la Eliminatoria y la Copa América van en contra del seleccionado boliviano que jugó por última vez el pasado 15 de octubre de 2019.
domingo, 22 de marzo de 2020 · 00:00

Marco Mejía / La Paz

  La Selección boliviana de fútbol completará 11 meses sin jugar oficialmente y sin poder entrenarse bajo el mando del técnico César Farías. Conmebol tiene en mente reanudar la Eliminatoria en septiembre. A esas alturas la Verde tendrá casi un año entero sin poder juntarse.

Si bien la situación es similar a la que viven las demás selecciones, el caso de Bolivia es más delicado, porque la plantilla dirigida por Farías se juntó por última vez el 15 de octubre de 2019, cuando derrotaron por 3-1 al combinado de Haití en el amistoso  que se disputó en el estadio Ramón Aguilera Costas de Santa Cruz de la Sierra.

Posterior a ese compromiso, la Verde no pudo jugar en noviembre pasado los encuentros frente a Panamá y Chile, debido a los conflictos sociales que existieron en nuestro país y la imposibilidad que tuvieron los jugadores y la propia Selección para trasladarse al exterior del país, más cuando en Chile también hubo otros problemas que se volvieron incontrolables para su gobierno.

En principio  la Conmebol determinó suspender la Copa América que debía disputarse este año en Argentina y Colombia, debido a la propagación del coronavirus en el mundo.

El pasado jueves, la misma entidad  tomó la determinación de solicitar a la FIFA que los partidos de la Eliminatoria sean aplazados hasta septiembre, pues se prevé que el virus ya esté controlado y no implique un riesgo para los jugadores. El máximo organismo del fútbol ya había aceptado la solicitud de disputar la Copa América en 2021.

“El Consejo de la Conmebol aprobó por unanimidad la decisión de solicitar a FIFA el aplazamiento de la Eliminatoria  sudamericana para la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022 al mes de septiembre de 2020”, publicó el ente en un comunicado de prensa.

César Farías no se ha pronunciado aún oficialmente sobre la suspensión de  la Copa América y de la alternativa de que la Eliminatoria se dispute desde septiembre. El venezolano manifestó en su momento que pretendía usar los cinco encuentros de la Copa América como “el gran entrenamiento” para llegar en mejores condiciones a las tres fechas dobles de clasificatorias que están programadas desde septiembre.

Quien habló fue el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, quien sostuvo que “como la Copa América se jugará el próximo año, la podemos planificar mejor, ya que tendremos otro contrato de televisión en la División Profesional y se puede elaborar un fixture más operativo para los clubes y la preparación de nuestro seleccionado”.

Lo único cierto es que lo más posible es que a la Verde la veamos en acción 11 meses después de su último compromiso oficial, con muy poco fútbol sobre sus espaldas antes de encarar las clasificatorias a Catar 2022 que volverían en septiembre.

 

 

1
3