El Inter contacta al Real y al Barça para recortar sueldos

Los clubes italianos están estudiando una rebaja del 30% si finalmente la temporada no se puede reanudar para evitar un gran perjuicio económico.
domingo, 22 de marzo de 2020 · 00:00

Página Siete / agencias 

Los clubes de Serie A de Italia  están considerando muy en serio recortar los sueldos de los futbolistas debido a la emergencia coronavirus. En este momento es imposible imaginar una fecha de regreso para los campeonatos: en el mejor de los casos, el fútbol podría volver a disputarse en los primeros 10 días de mayo, terminando las competiciones antes del 30 de junio.


Si así no fuera, hay dos escenarios. El primero prevé prolongar la temporada hasta julio, algo que conllevaría modificar todos los contratos ya caducados al día 30, cesiones incluidas, para poder seguir contando con todos los jugadores hasta que los torneos se acaben. Muchos futbolistas del Calcio y sus representantes, según el diario  AS, ya dieron el visto bueno a esa opción. Pero el otro caso es más complicado. Si la emergencia sigue siendo grave también en mayo, habrá que considerar suspender definitivamente todos los campeonatos. 

¿Cómo salvar todo el movimiento? Reduciendo los gastos, no queda otra. Y por eso, durante la asamblea de ayer, los equipos de Serie A ya discutieron sobre suspender los pagos a los futbolistas para el mes de marzo. Damiano Tommasi, presidente de la AIC, asociación italiana de los futbolistas, abrió las puertas para negociar , pero pidió calma, ya que todavía no se sabe si la temporada se suspenderá, y sobre todo recordó que cada jugador tendrá que decidir individualmente: "No podemos obligar a nadie".

Entonces, según 'Il Giornale', el consejero delegado del Inter Beppe Marotta contactó varios clubes europeos para proponer la misma estrategia ante este asunto: tanto Barcelona como Real Madrid, para el rotativo italiano, ya le habrían dado su visto bueno. La idea sería recortar un 30% de los sueldos de los futbolistas, que de esta manera renunciarían a sus pagos de marzo, abril, mayo y junio. La negociación sería complicada, larga y dura, pero nadie quiere llegar a eso: la esperanza es que se pueda volver a jugar. Pero eso, a día de hoy, nadie puede asegurarlo.

 

Otras Noticias