Cavallino Rampante, con polémica y aislado

Por el coronavirus, el Gobierno italiano decidió aislar a Lombardía y Módena, casa de Ferrari. La escudería fue cuestionada por sus rivales por un acuerdo con la FIA.
lunes, 9 de marzo de 2020 · 00:00

AFP  y agencias

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) justificó el acuerdo alcanzado con Ferrari para cerrar la investigación sobre posibles irregularidades en sus motores de 2019, un pacto que había sido denunciado por las escuderías equipadas por otros constructores. Mientras tanto, por el coronavirus,  el Gobierno italiano decidió aislar a Lombardía y Módena, casa de Ferrari.

 Italia implementó  medidas drásticas para controlar la propagación del coronavirus. El Ejecutivo publicó  un decreto que comienza el 8 de marzo y duraría hasta el 3 de abril, por el momento. En su artículo 1 se establece la prohibición de entrar o salir a todas las personas de Lombardía y otras 11 provincias italianas. En total, unos 16 millones de personas están afectadas. Esto significa el aislamiento absoluto para evitar la propagación de la enfermedad. Entre las partes afectadas, llamadas zonas rojas, está Módena, la sede de Ferrari. Todo un golpe al mundo del motor. 

La FIA reconoció que la pasada temporada existieron sospechas de que los motores de Ferrari no respetaban las limitaciones reglamentarias, un extremo que la marca italiana negó. Se informó que la Scuderia envió  su material y personal hacia Australia, con lo que, por ahora, escaparon, pero está por ver si pueden volver o cómo acudirán la segunda carrera. Se salva, por ahora, Alpha Tauri, pues Faena, aunque esté en el borde, no está entre esas zonas. Pirelli, suministrador de la F1, con sede en Milán, también está afectada.

Los coches, el personal y el material ya están camino a Melbourne para la primera cita (15 de marzo), pero se da la paradoja de los italianos de esas zonas no podrán regresar a sus casas o a las fábricas antes de afrontar la segunda prueba del año en Baréin, que se ha confirmado que será a puerta cerrada, según del diario Marca.

La polémica

Esas sospechas se referían, en concreto, al grupo propulsor empleado por la escudería en la segunda parte de la temporada, que les hizo obtener una mayor velocidad punta en recta, muy visible durante las calificaciones.

Pese a que no quedó satisfecha con las explicaciones aportadas por la escudería italiana, la FIA optó por cerrar el caso con un acuerdo “efectivo y disuasorio”.

La máxima instancia del automovilismo aseguró que el acuerdo se firmó al considerar que lanzar nuevas investigaciones no necesariamente desembocarían en una conclusión definitiva por la “complejidad” del caso, y “la imposibilidad material de proporcionar la evidencia inequívoca de una violación”. “Para evitar las consecuencias negativas que conllevaría un litigio prolongando, cuyo resultado es incierto, y para dañar lo menos posible al Mundial y a sus partes, la FIA (...) alcanzó un acuerdo de solución efectiva y disuasoria con Ferrari para cerrar el proceso”, indicó la instancia en un comunicado.

Las escuderías que se quejaron fueron McLaren, Mercedes-Benz, Racing Point, Red Bull, Renault Sport, Scuderia Alpha Tauri y Williams.

 

 

2
2

Otras Noticias