El circo de la Fórmula 1, en la grilla de largada y ante la alarma del coronavirus

La escudería Mercedes parte hacia la primera carrera, el Gran Premio de Australia, con los deberes hechos y con la vitola de favorito, con el objetivo de ganar el séptimo título del mundo seguido.
lunes, 9 de marzo de 2020 · 00:00

Página Siete,  EFE y AFP

 El gran circo de la Fórmula 1 está en marcha con la sombra del coronavirus.  La escudería Mercedes parte hacia la primera carrera del mundial, el Gran Premio de Australia, con los deberes hechos y con la vitola de favorito  para ganar el séptimo título del mundo seguido.

La F-1 está ante una situación compleja ante  la alarma del coronavirus. La tensión crece al pensar en el inicio del campeonato. Todos tienen dudas y nadie una respuesta concreta. 
 
Si Ferrari no va a presentar batalla a Mercedes, sólo cabe esperar que las actuaciones del holandés Max Verstappen en Red Bull  puedan poner en algún aprieto a los bólidos alemanes, para evitar que un año más el equipo de Toto Wolff se vuelva a pasear por las 21 carreras programadas.

De hecho, el calendario se ha visto alterado por la suspensión del GP de China  y  el máximo responsable de la F-1, Chase Carey, habló con los equipos para determinar qué medidas se pueden adoptar ante la incertidumbre que se está generado en parte del mundo por la transmisión del coronavirus.

A la espera de un pronunciamiento oficial, la carrera de Melburne se mantiene en el calendario, igual que la de Vietnam y Baréin, antes de que la F-1 regrese a Europa.  

En el plano deportivo,  los entrenamientos previos mostraron que   Mercedes tiene el  coche más rápido.

El jefe de Ferrari, Mattia Binotto, no tuvo ninguna duda en mostrar sus cartas públicamente, al asegurar: “Ya dije que no puedo ser optimista, como sí lo fui el año pasado. Ya lo puedo confirmar: no somos el coche más rápido. Nuestros rivales directos son muy rápidos”. Otro de los equipos que debería animar las carreras es Red Bull, que con su segundo año montando Honda tiene a Max Verstappen a su máximo exponente. Este viernes, el neerlandés fue el segundo más rápido y completó una mejor vuelta en 1:16.269, a 73 milésimas de Bottas. El equipo austriaco está llamado a ser la alternativa a Ferreri, si la escudería italiana se desengancha de la lucha para frenar a Mercedes. En la zona intermedia también aparecen muchas dudas, debido al rendimiento que han estado ofreciendo algunos coches en la previa.

 

 

Otras Noticias