FBF dice que seis presidentes renunciaron de forma verbal

Los clubes mantienen su posición de pagar a los jugadores el 50% del salario de marzo y el 25% de abril y mayo. Argumentan que no tienen ingresos.
domingo, 19 de abril de 2020 · 00:00

Juan C. Toro     / La Paz

César Salinas, presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), informó que seis dirigentes de clubes de la División Profesional presentaron su renuncia de manera verbal, ello por la crisis económica que se vive en Bolivia por la pandemia del Covid-19.

Como una alternativa para sobrellevar las dificultades, los directivos plantearon la posibilidad de reducir los salarios de los jugadores y de esa forma palear la crisis. Ofrecieron cancelar el 50% del sueldo de marzo y el 25% de abril y mayo, pero hasta el momento no hubo un acuerdo con los representantes de los futbolistas, por lo que reina la incertidumbre.

“Elevar ese porcentaje implicaría la probable desaparición de varias instituciones. Hubo renuncias verbales en caso de que la situación se mantenga como está. Los presidentes de seis clubes fueron muy sinceros, se irán porque no tienen dinero para pagar”, aseveró el Salinas.

Remarcó que los porcentajes planteados son los que pueden cumplir los equipos y que con estos pueden dar tranquilidad a los jugadores mientras se mantenga la cuarentena y que una vez que se regularice la situación se puede volver a negociar con los futbolistas.

El mandamás del fútbol nacional considera que este momento no es para los lujos y que se tiene que priorizar el tema de la alimentación.

Salinas explicó que la decisión se la tomó de manera conjunta con los 14 clubes de la División Nacional y ello porque desde la segunda quincena de marzo se dejó de generar utilidades que estaban destinadas a pagar las planillas de los futbolistas.

“La segunda quincena no fue normal. Fabol dice que  iba a haber un receso en el torneo por el tema de las eliminatorias, eso es cierto, pero en tiempos normales, cuando todos tenemos nuestra actividad normal y contamos con ingresos”, puntualizó.

Lamentó la posición de David Paniagua, representante de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol), de quien dijo “vive en otro planeta y se cerró en la postura de que se tiene que pagar” porque hay dinero.

Sin embargo, anticipó que la FBF seguirá cumpliendo su función de mediadora para que los clubes lleguen a un buen acuerdo con los futbolistas y puedan subsistir durante este tiempo de cuarentena por el coronavirus.

Salinas anticipó que si es que se confirma un reinicio del campeonato, este tendría que jugarse a puertas cerradas y ello implicaría un gasto extra para los dirigentes porque tienen que trasladar a los equipos a las sedes de los compromisos.

En tanto, en las últimas semanas se anunció las posibles renuncias de los presidentes de Tne Strongest Inés Quispe y de Nacional Potosí Wilfredo Condori.

En el caso del Tigre, se haría insostenible mantener una planilla que llega a los 250.000 dólares, por lo que la titular de la entidad espera una respuesta positiva por parte de los futbolistas para seguir adelante.

En tanto, Condori explicó hace unos días que no tiene ingresos debido a la paralización de las exportaciones, por lo que está dispuesto a dejar el club para que alguien más lo maneje o en su defecto la institución sea desafiliada del profesionalismo.

Se espera una nueva reunión para mañana, en la que se busquen nuevas alternativas para llegar a una solución.

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

34

Otras Noticias