Muere Aramayo, un periodista que “superaba a la tecnología”

El Profe falleció el viernes en La Paz a causa de un problema renal. El potosino perteneció a la época dorada de los comunicadores deportivos del país.
domingo, 26 de abril de 2020 · 00:03

Página Siete  / La Paz

Los 500 cuadernos apilados que tenía en casa sustentaban su inclinación. Apasionado por las estadísticas, Heriberto Aramayo se formó a punta de lápiz y papel. Su rigor y pericia en las matemáticas lo convirtieron en  uno de los periodistas deportivos que mejor llevaba el registro de números en el fútbol y el automovilismo. El potosino que en el nuevo tiempo era capaz de “ganarle a las computadoras” murió el viernes a los 88 años.

“Fue un gran locutor y comentarista. Fue un maestro de física y matemáticas en el Colegio San Calixto. Fue especialista en transmisiones de automovilismo. Dominaba los números. Calculaba los tiempos de las carreras a la velocidad máxima”, recordó José Tito de la Viña, Premio Nacional de Periodismo, quien trabajó y fue amigo personal de Aramayo.

 El Profe, como le decían sus amigos, nació en Potosí, el 16 de marzo de 1932. Llegó a La Paz en los años 60 y formó su familia con Betty Estrada. Tuvo tres hijos.  Falleció debido a un problema renal.  “Transmitimos como 20 Grandes Premios de Automovilismo.  Todas las carreras en la Cabalgata desde 1969 hasta 1985. Luego desde Altiplano, Panamericana, Nueva América. Fue mi comentarista de fútbol desde 1967. Vino de potosí. En esa época llegaron a La Paz varios destacados periodistas como Miguel Velarde, Heriberto Aramayo, los hermanos Grover y Remberto Echavarría,  quienes se incorporaron al periodismo paceño”, añadió De la Viña.

Heriberto Aramayo  (abajo, primero de la izq.) en los 80.
Fotos: Archivo / Cabalgata Deportiva

“Ganaba a las computadoras”

En tiempos sin tecnología, Aramayo tomaba apuntes en cuadernos que con los años llegaron a sumar por docenas. Los que lo conocieron dicen que no necesitaba de máquinas. “Le ganaba a las computadoras”, rememoró Julio Lazarte, periodista deportivo especializado en automovilismo.

“En los años 70, pasaba el coche durante las competencias y él se anticipaba a los tiempos. No se equivocaba, tenía una eficacia de casi el 95%. Tenía como 500 cuadernos que estaban en su casa, todos hechos a lápiz”, amplió Lazarte, quien destacó que Aramayo “fue un emblema, de la calidad de Lorenzo Carri”.

Aramayo (cen.)  fue uno de los mejores estadísticos del país.
  Fotos: Archivo / Cabalgata Deportiva

De la época dorada del periodismo deportivo

De pocas palabras, Aramayo perteneció a la época dorada del periodismo deportivo boliviano.  “Mi reconocimiento póstumo es que la gente reconozca que fue un hombre íntegro, con posición equilibrada. La gente le creía. Me apena la partida de Heriberto. Se va uno más. Está desapareciendo la tanda. Heriberto fue uno de los mejores representantes. Mi profundo sentimiento de pesar y que ojalá aparezcan hombres así”, se lamentó De la Viña.

Mientras que Lazarte destaca que “don Heriberto era un apasionado del periodismo, de esos de la generación de oro. Era un apasionado por las estadísticas, que se convirtió en un gran ejemplo para todos”.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

25
2

Otras Noticias