¿Fútbol a puertas cerradas? El daño será “irreversible"

El ministro Arias señaló que en los siguientes seis meses no se podrá hacer las cosas con normalidad. “El escenario será diferente”, sostuvo la autoridad.
miércoles, 29 de abril de 2020 · 00:00

Marco Mejía  / La Paz

Los clubes ven un futuro complicado y con  millonarias pérdidas  económicas ante la posibilidad, cada vez más cierta, de jugar a puertas cerradas lo que resta del año. El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, dijo en las últimas horas a Campeones que ninguna actividad será normal en lo que resta del año y para el fútbol en específico “será un escenario diferente por lo menos durante seis meses”.

El Gobierno nacional flexibilizará algunas actividades en el país, pero es poco probable que se pueda dar el permiso para realizar eventos con asistencia de miles de espectadores como los que congregan los encuentros de fútbol.

“Si la curva de contagio se aplana contemplaremos actividades deportivas, los deportistas deben entrenar, pero nada será normal por la seguridad de todos. Será un escenario diferente por lo menos seis meses o un año”, anticipó la autoridad.

El vicepresidente del club Bolívar, Dardo Gómez, señaló que los clubes tendrán que adecuarse a los protocolos que vengan del Gobierno. El tema de jugar a puertas cerradas ya estaba en análisis con los clubes y será un problema no tener con ingresos por taquilla, como los de los clásicos, pero hay que encontrar soluciones y tener dialogo y gestión con el gobierno para coordinar alternativas”, resaltó Gómez.

El vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Robert Blanco, dijo que jugando a puertas cerradas los clubes deberán gastar al menos 15.000 dólares por jornada para pagar los gastos logísticos, dinero que incrementará su actual  déficit ya que no reciben  ningún ingreso en los últimos 45 días.

“Jugar a puertas cerradas es una posibilidad, pero los que tienen que decidir son los 14 clubes. Encima hay que invertir en bioseguridad, el tema se ha complicado mucho”, acotó Blanco.

La FBF aguarda las decisiones que tome el Gobierno, acatando la directriz que envió Conmebol cuando comenzó la cuarentena y que recordaba a cada asociación respetar las decisiones sanitarias que tomen los Estados.

La Federación se encuentra como el ente administrador, pero los clubes deberán decidir los pasos a seguir en el futuro. En el caso de Wilstermann y Bolívar, que juegan la Copa Libertadores, volverán a disputar la competencia internacional y es casi seguro que  lo harán a puertas cerradas.

Con este panorama, varios clubes analizan “tirar la toalla” y pedir licencia por lo que resta del año ya que  su  situación será insostenible. La reunión  del Consejo Superior, mañana,  podría declarar desierto el campeonato y que los clubes se declaren insolventes.

“Estamos con  números rojos y si jugamos a puertas cerradas seré uno de los que va a  levantar las manos. No puedo ser irresponsable y quebrar a mi club, tendré que irme a mi casa porque no puedo pagar el contrato  firmado con los jugadores, no habrá sponsors y encima nos quedaremos sin recaudaciones, el daño será irreversible”, aseguró Carlos Sánchez, presidente de Real Santa Cruz.

El Consejo Superior de la División Profesional debe reunirse mañana a través de  videoconferencia para tomar decisiones ante la imposibilidad de un acuerdo con Fabol sobre la reducción de salarios. También para tomar postura respecto a jugar la temporada a puertas cerradas.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

1
2

Otras Noticias