Fútbol Vs. religión

Minuto 90
lunes, 1 de junio de 2020 · 00:00

Ramiro Sánchez / Director Panamericano Deportivo

Luego de conocerse las medidas de la cuarentena dinámica que rige en el país, los futbolistas se preguntan: “si hay misas ¿por qué no se puede entrenar?” La respuesta por parte de las autoridades del sector, no se dejó esperar: “Los que van a la misa, no entran en contacto”.

No solo el fútbol ha cuestionado el alcance de las nuevas regulaciones, también otros sectores como el artístico, que considera que debe autorizarse también su paulatino retorno a la normalidad.

En lo que hace a lo nuestro –el deporte- y como lo alertamos en estas mismas páginas, el Gobierno, debe obrar con mucha prudencia antes de autorizar el retorno a los entrenamientos y competencias, principalmente del fútbol, porque es posible que la población, interprete que ya no existe riesgo y saldrá a ocupar las canchas, creando un posible foco de contagio.

El país atraviesa un momento crítico por el crecimiento exponencial de casos positivos de coronavirus en las ciudades capitales y, en ese sentido, los futbolistas deben ser más bien, portadores de un mensaje importante, aquel que, con su paciencia, les recordará a los habitantes la importancia de no salir a menos que sea estrictamente necesario.

Es probable que la opinión de quienes señalan que, si hay misas, debería autorizarse el retorno a los entrenamientos, no sea compartida por sus colegas que residen en las ciudades más afectadas por la pandemia. Con seguridad que las prioridades son muy distintas.

En ese sentido, consideramos que, los dirigentes del fútbol nacional, deben tener un mayor discernimiento de la situación, cuando toque consensuar con las autoridades, la fecha y las directrices que regirán el retorno a las prácticas.

Esta cautela no implica dar lugar a una inactividad, por el contrario, aprovechando la flexibilización que trae la cuarentena dinámica, ya se podría comenzar con el acondicionamiento de los centros de entrenamiento y ajustar otros detalles que serán importantes en su momento.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

62
48

Otras Noticias