Derechos de Tv: Clubes firmaron 3 adendas a cambio de “migajas”

miércoles, 17 de junio de 2020 · 00:02

Marco Mejía   / La Paz 

Los dirigentes del fútbol boliviano “vendieron su alma al diablo” con las tres adendas que firmaron con la empresa Sports TV Rights (STVR), en los últimos casi ocho  años de contrato que los une a ambos en la cesión de los derechos de televisión para que se transmitan los partidos del fútbol boliviano.

Dirigentes de clubes como Guabirá, a través de Rafael Paz, reconocieron  que firmaron cada adenda por “migajas” y ahora que tienen una mejor oferta sobre la mesa se enfrentan a  candados legales a favor de STVR, que tiene la prioridad para extender  esos derechos por un nuevo período.

Muy poco, casi nada, se informó en estos años sobre estas cláusulas que se aumentaron al contrato original.  La historia comenzó en enero de 2013 cuando la Liga y STVR firman el convenio hasta 2016 debiendo transmitirse sólo 132 partidos anuales. El monto acordado fue por 5.940.000 dólares.

 Por la entidad liguera firmaron Mauricio Méndez Roca (presidente), Luis E. Soriano Noriega (tesorero) y Róger Bello Parada (secretario general). José María Quiroga fue el representante legal de STVR. Sólo se  adelantó un monto de dinero, no se incrementó.

La primera adenda se firmó en agosto de 2014. El convenio fue rubricado  por el expresidente de la Liga José Manuel Decormis, Bello y   Soriano. Como los directivos  necesitaban dinero para pagar a sus jugadores, le pidieron  a STVR un adelanto de 400 mil dólares, no un incremento de dinero  al contrato original, pero “curiosamente” por ese avance de pago ampliaron   los derechos a favor de STVR por el período entre 2017 y 2020.

En 2016, nuevamente las instituciones tuvieron  problemas financieros y acudieron  a la televisión. Le indicaron que se aumentarán dos clubes más en el seno profesional y que los derechos deben subir. Hasta ahí era un pedido obvio, ya que la empresa iba a transmitir más partidos, entonces STVR ofreció pagar un millón de dólares más en cuatro cuotas de 250 mil dólares.

Pese a que en la adenda 1 sólo estaban  11 clubes porque  no firmó Bolívar, los dirigentes ya le habían cedido “por nada” la ampliación del contrato a la productora  hasta este 2020.

La empresa de José María Quiroga “tenía que sacar rédito de esa urgencia” e hizo firmar a los clubes la famosa cláusula de preferencia que por estos días es decisiva para que las instituciones deportivas  no opten por otra oferta. 

La situación lleva a las siguientes interrogantes: si ya habían firmado los clubes  la ampliación hasta 2020 en la adenda 1, ¿no era muy poco dinero un millón de dólares entre 13 para firmar la cláusula preferente que los tiene a mal traer ahora?  ¿La parte legal no se asesoró de esta situación? Un millón entre 13 entidades les tocó aproximadamente a 77.000 dólares, ¿fue una gran suma para hipotecar su futuro?

El exsecretario general de la Liga y actual director ejecutivo de la FBF Freddy Téllez Claros publicó ayer en sus redes sociales que “una vez firmada esa adenda, por mandado del consejo superior, duré muy poco como secretario de la ex-Liga, debido a que Rafael Paz y Guido Loayza decidieron junto con seis clubes destituirme del cargo por faltas a las reuniones y posesionaron a una nueva directiva”, justificó.

Finalmente en julio de 2017 y bajo la presidencia de Marco Peredo, en la extinta Liga, se rubricó la adenda 3 con la finalidad de incrementar los costos a ser  cancelados y modificados en la 1 y 2, mediante esta se aumenta la suma de 3,2 millones de dólares cancelados conforme a un cronograma de pagos.

 

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente.
   

2
49

Otras Noticias