En los 80 los derechos de Tv eran gratis, ahora $us 104 MM

Hace 35 años la comercialización era sin restricciones. Hoy, la FBF dice que el fútbol boliviano vale $us 45 millones y el grupo de Claure, $us 104.
miércoles, 15 de julio de 2020 · 00:00

Marco Mejía  / La Paz

 La venta de los derechos de televisión del fútbol boliviano está de moda. La oferta de millones de dólares  revalorizó el fútbol nacional. Hace 35 años la comercialización era   gratuita y sin restricciones para todos los canales interesados en transmitir los partidos de lo que era la desaparecida Liga del Fútbol Profesional Boliviano.

El periodista deportivo Toto Arévalo junto a Canal 7 transmitieron la primera final del torneo liguero que protagonizaron The Strongest y Oriente Petrolero en 1977, en Cochabamba. En 1983 y 1984 el canal del Estado hizo lo propio con las finales entre Bolívar  vs. Oriente Petrolero y Bolívar vs. Blooming. Sin embargo, las primeras transmisiones televisivas de un torneo de fútbol fueron las que realizó el periodista Víctor Hugo Mayorga a través de Canal 4 . 

“Le propusimos al compadre Carlos Palenque llevar los mejores partidos de la fecha a la pantalla en diferido y fue todo un éxito, pero era todo gratis”, recuerda el comunicador. Un reducido equipo de trabajo se trasladaba cada fin de semana a Cochabamba y Santa Cruz para realizar la cobertura en La Paz de los principales encuentros del campeonato. Los equipos grandes tenían mayor cobertura, pero también  se transmitían juegos de Municipal, Chaco Petrolero o San José.

“Los partidos del domingo los podía ver la gente al día siguiente en diferido y por televisión abierta. Acá debo recordar la gran tarea de Jorge  Terán, que fue el nexo para hacer esta tarea con Canal 4, pero eran transmisiones muy artesanales  que tuvieron gran éxito por la audiencia que tenía, pese a que era diferido”, contó.

Mayorga es contundente al afirmar que en 1985 no se pagaba ni un centavo. “No había ningún monto en el medio, los clubes estaban felices por la cobertura que se les hacía y había mucha gente en los estadios”, explicó. El proyecto de Mayorga y Canal 4 duró algo más de un año, ya que los clubes empezaron a ver “el negocio” y quisieron cobrar por los derechos, algo que no tuvo acogida en el medio de comunicación. “Empezaron a insinuar que querían cobrar y se suspendieron las transmisiones”, resaltó el periodista deportivo.

Nueve años después

En 1994, la Selección jugó  el  Mundial de Estados Unidos y al año siguiente la Red ATB tuvo la idea de poner el fútbol boliviano en las pantallas a través de una idea que Raúl Garafulic Gutiérrez (+), quien fue fundador de ese medio televisivo.

Hace 25 años, el periodista Fernando Nürnberg formaba parte de ATB y fue invitado a ser la cabeza del proyecto periodístico. El fútbol de Bolivia no estaba en el menú de los canales de televisión y se propuso a los clubes transmitir los partidos por intercambio de publicidad. “Salían muy buenas producciones con tres cámaras: una panorámica, otra cámara más cerrada y otra de piso en el centro. Por tema de costos transmitimos los juegos del eje troncal (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz), fueron los primeros intentos para lo que se hizo posteriormente. No había dinero para pagar a los clubes porque ATB no podía pagarles, ya que se transmitía por señal abierta y los cables que operaban no pagaban nada por el fútbol. Don Raúl Garafulic fue muy osado en su propuesta de intercambio”, contó Nürnberg. Un cuarto de siglo después  el negocio de la televisión cambió totalmente. En estos días existe el modelo de negocio de Marcelo Claure, quien ofrece 104 millones de dólares por un contrato de diez años; mientras que  la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) pide 45 millones como mínimo por cuatro años y tiene alineados a ocho equipos. Lo que comenzó gratis hoy lleva a una división entre sus propios actores.

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes