Gimnasios, en coma profundo, piden auxilio al gobierno

Solicitan que se apruebe su protocolo de bioseguridad, que incluyen exámenes de olfato. Buscan trabajar desde agosto.
viernes, 3 de julio de 2020 · 00:00

Página Siete  / La Paz

No tienen ingresos desde hace casi cuatro meses. Pero deben cubrir gastos operativos que en unos casos alcanzan los 80.000 bolivianos mensuales. “Estamos en coma profundo”, coincidieron representantes de gimnasios de Bolivia. Piden auxilio al gobierno para que   les apruebe  sus protocolos de bioseguridad, que incluyen exámenes de olfato. Quieren trabajar desde agosto.

“Los gimnasios están en terapia intensiva, entubados y con un respirador”, se lamentó Carlos Villazón, gerente general de Energym. Desde que comenzó la cuarentena, en marzo, los  locales cerraron sus puertas  pero no dejaron de pagar cuentas.

 “Los gastos operativos y gastos administrativos siguen corriendo. Un gimnasio mediano, entre alquiler y sueldos, debe pagar como 40.000 bolivianos  por mes, sin contar el pago de luz, agua y las expensas del edificio. Uno grande debe gastar como 80.000 bolivianos al mes”, explicó Josué Córdova Navarro, propietario del gimnasio No Limits.

Se calcula que con el cierre de estos negocios, aproximadamente 30.000 personas  se quedaron sin ingresos. “Estamos jodidos. Nos sentimos discriminados por el gobierno. Estamos sin trabajar deasde el 15 de marzo”, alertó Liliana Ascarrunz, gerente general  del gimnasio Go Fitness.

Uno de  los locales de Energym, que se reacomodó,
Foto:Carlos Villazón

Ascarrunz lamentó que  al ser un sector “chico, no tenemos un apoyo contundente como tiene el transporte público. Nos tacharon de tener lugares de mucho riesgo, lo cual es cierto, pero si se guardan normas de protocolos de bioseguridad es muchísimo menos probable que la gente se contacte en un gimnasio o en el transporte público”.

La teoría de Azcarrunz  se sustenta en un estudio de la Universidad de Oslo (Noruega), que sostiene que asistir al gimnasio durante la pandemia no aumenta el riesgo de contraer Covid-19 si se aplican buenas medidas de higiene y distanciamiento social. 

La versión de la investigación fue publicada la semana pasada en MedRxiv.

“Muchas unidades cerraron ya. Otras cerrarán pronto si no encontramos receptividad en las autoridades. Algunos gimnasios presentamos a mediados de junio sus protocolos de bioseguridad a la Sociedad Boliviana de Medicina del Deporte, el 15 de junio. Pedimos que sean revisados, corregidos, aprobados e implementados.

El 30 de junio acaba la restricción establecida por el gobierno para la apertura de los gimnasios. Deberíamos ganar tiempo y comenzar la revisión y control y no esperar al 1 de agosto para recién hacer la revisión de un documento, que ya está desde mediados de junio en las dependencias del Ministerio de Salud y del Viceministerio de Deportes”, detalló Villazón.

Aunque no se tienen detalles oficiales, se calcula que aproximadamente 20 gimnasios cerraron sus puertas en el país. “Hay gimnasios que están vendiendo sus equipos que les costaron años de sacrificio. Estamos en estado de coma profundo”, advirtió otro propietario de un gimnasio, quien pidió no ser nombrado.

 Para volver a trabajar, los gimnasios tienen listos sus protocolos que proponen hasta un examen de olfato. “Se presentó un protocolo que tiene diferentes etapas y un alcance amplio, a nivel de los administradores, el personal y los usuarios. El tema incluye desde que la persona sale de casa o su trabajo, los cuidados que debe tener al llegar al gimnasio, el control de temperatura y un control adicional para los asintomáticos, a los que se hará un examen de olfato”, precisó Córdova, quien también contó que se conformará un comité de bioseguridad.

Energym  se adecuó a los protocolos de bioseguridad. 
 Foto:Carlos Villazón

Un  ejemplo

  • Noruega  Ese país  reabrió sus gimnasios sobre la base de los resultados preliminares de un estudio científico que se publicaron   y aún están sujetos a revisión por pares.
  •  Estudio  La investigación, la primera de su tipo en Europa, ha estudiado a 3.764 miembros del público, con edades comprendidas entre 18 y 64 años, que no tenían  morbilidades relevantes de Covid-19. Las instalaciones se abrieron a partir del 22 de mayo de 2020 específicamente para el estudio.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

2
1

Otras Noticias