Josh Reaves, el boliviano de la NBA que “adora el jolke”

miércoles, 12 de agosto de 2020 · 01:12

Página Siete  / La Paz

El silpancho, la marraqueta y el anticucho forman parte de su menú. “Pero adora el jolke, es su plato favorito”, bromeó Betty Bravo, abuela de Joshua Reaves, el basquetbolista de la NBA que tiene sangre boliviana. El escolta de los Dallas Mavericks es hijo de una paceña y un estadounidense.

El basquetbolista  con sangre boliviana juega en los Mavericks. 
Fotos: AFP y Facebook Liset Reaves

El lunes, Reaves se convirtió en el primer deportista con sangre boliviana  en jugar en la NBA. “Soy de origen boliviano. Mi mamá es de ahí”, contó el deportista de 23 años y su versión recorrió las redes sociales.

 “Ya tiene 500 seguidores más en sus cuentas, todos bolivianos. Él es tan sencillo que hasta ahora no se da cuenta lo que significa jugar en la NBA”, contó “la segunda madre de Josh”, declarada “stronguista”. “Su abuelo es 200% boliviano y siempre le decía ‘Joshua, tienes que  jugar por Bolivia’. La familia es de  deportistas. Mi hijo jugó soccer, en el Bolívar pero nosotros somos stronguistas”, aclaró Bravo en medio de risas. Josh -como le dicen sus amigos, su familia y en el básquet- jugó 14 minutos y anotó cuatro puntos en el triunfo por 122-114  de los  Mavericks ante Jazz. El basquetbolista nació el 4 de junio de 1997, en Arlington, Virginia. Su padre fue el estadounidense Michael Reaves (+) y su madre es la boliviana Liset Reaves, quien reside en Norteamérica desde los nueve años.

Joshua Reaves (der.)  con su padre Michael y su hermano.

“Él tiene doble nacionalidad”, explicó Reaves, mamá del jugador que mide 1,93m de estatura. “Él está orgulloso de ser boliviano. El otro día uno de sus compañeros de equipo le dijo ‘tú no eres boliviano’ y me llamó y me dijo ‘mami, pásame una foto de mi certificado’”, agregó la mujer que en 2005 llevó a Josh y a su otro hijo  a La Paz. 

 “Fuimos a Bolivia en 2005. Fuimos a la Puerta del Sol. Mi esposo murió en 2003, en 2004 fuimos a Bolivia por tres semanas  a visitar a mis tíos en El Alto”, aseguró Liset, quien recordó que en su niñez vivió en la zona de Tembladerani, “muy cerca del estadio del Club Bolívar”.  

 “Le encanta la jolke”

“A Joshua le gusta el asado, el arroz, el silpancho le encanta;  pero adora el jolke,  es su plato favorito. Felizmente tenemos tiendas bolivianas y él come marraqueta y la salteña”, agregó Betty Bravo, quien celebró que durante la cuarentena tuvo a su nieto por tres meses viviendo en su casa. “Estaba a plan de  comida boliviana, estaba preocupado porque subía de peso”, bromeó.  

“Casi no lo veíamos mucho. Él tiene que entrenarse y viajar para jugar”, aseguró.  

Joshua (der.)  con su hermano y su abuela, en EEUU.

 El fútbol y el básquet

Josh Reaves estudió criminología. “Empezó chiquito a  jugar fútbol soccer y a los 13 años tenía que decidir si el fútbol  o el baloncesto. Él escogió el básquet, eso lo llevó a la universidad. Él estudió en escuelas privadas gracias al básquetbol consiguió estudiar. Él empezó así, fue a la Universidad de Pensilvania por cuatro años. Estudió criminología”, precisó la “orgullosa” madre del boliviano-estadounidense que juega en la NBA.   

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

51

Otras Noticias