El fútbol en su laberinto

Minuto 90
jueves, 20 de agosto de 2020 · 00:22

Percy Luza / exdirectivo de fútbol

En los últimos dos años el futbol boliviano viene atravesando una crisis institucional que parece no tener fin y que, por el contrario, cada día que pasa va agregando nuevos elementos de discordia y confrontación entre los miembros de la Federación Boliviana de Fútbol. 

A mi juicio, esta crisis se origina con la elaboración y puesta en vigencia del nuevo Estatuto. En efecto, la Comisión redactora se fija como objetivo hacer desaparecer la Liga del Futbol Profesional para incorporarla a la nueva estructura en las mismas condiciones que la Asociación Nacional del Futbol, sin considerar el rol que cumplen cada una de ellas.  Recordemos que el futbol profesional es quien genera casi el cien por ciento de los ingresos ordinarios de la FBF.

Para redactar un estatuto, se debe tener un concepto integral de todos los objetivos institucionales que se pretende alcanzar, las funciones que corresponderán a sus miembros,  los medios a utilizarse y el modelo organizacional que posibilite hacerlos realidad. En el caso que nos ocupa, la Comisión Redactora no tomó en cuenta todos estos elementos que son los que generan sinergias entre los componentes de cualquier estructura. Recordemos que un estatuto no es otra cosa que una descripción literal de las políticas, normas, procedimientos y funciones que rigen las actividades de una institución.

Si a todo lo anterior añadimos que en noviembre de 2019, en forma apresurada y sin mayor análisis  se insertaron al estatuto nuevos Artículos o se modificaron algunos, que son precisamente los que han originado la crisis actual y que se refieren al manejo de los derechos televisivos y a la sucesión presidencial, convendremos que los responsables de la crisis son los actuales dirigentes de la FBF que inclusive han acudido a tribunales extra deportivos para que puedan interpretar el estatuto, como nunca antes sucedió en la historia de nuestro futbol. En otras oportunidades han recurrido a la CONMEBOL para que resuelva los entuertos domésticos.  

Como conclusión, considero que para salir de este laberinto urge convocar a un Congreso Extraordinario donde se definan claramente los roles que deben cumplir cada uno de los miembros de la Federación Boliviana de Futbol y se consolide un modelo organizacional que funcione en base a políticas claras que no den lugar a interpretaciones interesadas o intereses personales como sucede actualmente.

Un estatuto claro, que reconozca el rol y derechos de los miembros de la FBF, en función a su peso específico, evitará los problemas que vienen sucediendo en la actualidad y tendrá permanencia en el tiempo como el anterior que estuvo vigente por más de 25 años.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

10
1

Otras Noticias