Josh Reaves: «Es un gran honor representar a la gente de Bolivia en la NBA»

El escolta, que con los Mavericks jugó los playoffs hace dos semanas, dice que aún no definió si aceptará la propuesta de jugar en la selección nacional de baloncesto. Un Tigre en la National Basketball Association.
martes, 15 de septiembre de 2020 · 00:02

Roxana Pomier F. / La Paz

 La luz del sol  le ilumina el rostro. Es mediodía de domingo. Al fondo está una bandera boliviana. Joshua Reaves se acomoda y los recuerdos discurren. Con pasión, habla de una Bolivia que ama mucho y conoce poco.

Entiende español, sólo eso. Su madre Liset, su abuela Betty y su hermano Michael son sus motores. Josh es de Fairfax, Virginia. Mide 1,93m y pesa 97Kgrs. De padre estadounidense (+) y madre boliviana, desde hace algunas semanas recibe  agradecimientos por ser el primer boliviano en llegar a la NBA. El basquetbolista, con alma stronguista, cuenta cómo se llega ahí. 

  ¿Qué recuerdos tiene de Bolivia?

Recuerdo muchos lugares que mi familia me mostró y me  enseñó gran parte de la historia. Es un lugar hermoso que no puedo esperar para volver y visitar, pero es algo que tenemos que coordinar con mi familia. Mis abuelos siempre nos enseñaron a estar orgullosos de ser bolivianos. Mi madre y mi abuela me inculcaron la cultura boliviana; eso siempre lo he traído en la sangre. Estamos orgullosos de  las costumbres bolivianas. Así que Bolivia  realmente significa mucho para mí.

La Federación Boliviana de Baloncesto lo invitó a ser parte de la selección. ¿Cuál será su respuesta?

No he hablado lo suficiente  con mi agente al respecto, pero realmente no sé qué  pasará  la próxima temporada de la NBA. Realmente no tenemos una respuesta inmediata  porque estoy enfocado en continuar con mi  carrera en la NBA y llegar  lo más lejos que se  pueda, así que eso se tomará  en cuenta antes de responder a  cualquier pregunta al respecto.

¿Qué le dicen sus compañeros de equipo sobre su doble nacionalidad?

Nadie sabía realmente. Un día estaba hablando con uno de mis compañeros de equipo y en una conversación de  los que hablan español con fluidez, yo dije que los entendía,  sólo era un chico joven en el equipo que intentaba encajar, soy un boliviano que  está ahí para jugar baloncesto.

Iré a Bolivia cuando se sepa qué pasará con  la pandemia, ahora todo es inseguro, tenemos que tomar las precauciones, tal vez el próximo año intentemos ir  y visitar a la familia y conocer más lugares, pero  todo tiene que estar en orden,  poner todo en orden.

¿Qué sabe del deporte boliviano?

Mis abuelos y toda mi familia  siempre fueron  fanáticos de The Strongest, siempre nos  contaban  del equipo  a mí y a mi  hermano. Solíamos caminar con camisetas y todo, así que siempre sabíamos sobre el equipo. 

¿Qué le dice la gente boliviana que le escribe en las redes sociales?

Me felicita por ser el primer jugador de baloncesto  boliviano de la NBA, dicen que están muy orgullosos de mí. Estoy inspirando a mucha gente y eso  realmente significa mucho para mí. Recibí  mensajes de personas que me preguntan cómo mejorar en el baloncesto. Nunca pensé que eso pasaría. La gente me hace saber que está orgullosa  y yo estoy feliz de recibir mensajes  de personas que son de  donde es mi familia.  Eso me impulsa  a  tratar de ser mejor todos los días  porque sé que  tengo el apoyo de todo un país detrás de mí, con eso puedo hacer cualquier cosa.

¿Pensó en enseñar baloncesto a niños bolivianos?

Probablemente en el futuro.  Tengo  muchos amigos que trabajan con baloncesto, que son entrenadores y cosas así. Estoy seguro de que estarán muy dispuestos a venir conmigo y enseñar baloncesto, pero siento que eso sería más adelante, así que no he planeado nada, pero estoy seguro de que sucederá.

¿Cuál es la receta para llegar a donde usted llegó?

En mi opinión, siento que los niños  tienen que esforzarse mucho. Realmente tienes que  pensar profundamente  si eso es lo que quieres hacer, entonces haz que ese sea tu objetivo y trabaja todos los días para lograrlo. Cuando yo era más joven, los entrenadores me decían que siempre habrá alguien que esté trabajando tan duro como tú;  tienes que averiguar qué te hace diferente, qué te hace especial. También tienes que saber qué te  haría tener esa ventaja ante los demás. Yo tuve el apoyo de mi mamá y mi abuela que me colaboraron en  mis años académicos. La familia sólo quiere  el mejor futuro para ti, así que una vez que lo descubras, una vez que lo pidas, realmente la familia te ayudará en todo. 

¿Cómo es el mundo  NBA?

Es diferente, es diferente, es mucho más competitivo de lo que pensaba.  Es  otro nivel,  tienes que estar preparado   mentalmente, sólo tienes que saltar y hacer todo lo que puedas.  Hay mucho talento, hay muchas calidad de  jugadores. Todos tienen diferentes  habilidades, así que sólo poder verlos y luego aprender de ese tipo de personas que jugaron el juego durante tanto tiempo es realmente un  honor. Me siento honrado de ser parte de él. Estoy honrado de poder jugar el deporte que amo todos los días y tratar de mejorar mi nivel.

 Los entrenadores me dijeron   que hay que morir en la cancha por los puntos. No todos tienen la oportunidad. Todo el mundo  está trabajando por  tratar de  ganar el juego. Todos trabajamos como  si fuéramos una familia, tratando  de ser lo mejor que podemos  para llegar lejos. 

¿Cuál es su futuro en la NBA?

Realmente no lo sabemos porque la temporada aún continúa, no sabemos qué sucederá el próximo año, siento que lo hice bastante bien en mi primer año y  que puedo continuar para seguir construyendo mi carrera.  Tendré que esperar y ver qué sucede en el futuro.

¿Y cómo comenzó a construir esa carrera?

He estado trabajando en esto toda mi vida. Comencé a jugar  soccer   y me encantó, pero una vez que me metí en el baloncesto y me comprometí,  realmente no podía dejar de jugarlo y trabajar sin cesar para tratar de llegar donde estoy. Ahora tengo 23 años, así que ha sido un viaje largo, muchos años de  gran sacrificio, amigos y vida  social. Trabajo mucho y trato de mejorar  para que mi madre sepa que valió la pena el esfuerzo. Así que no soy sólo yo, no es sólo una cosa de una persona, fue un esfuerzo familiar, pero me tomó años llegar aquí.

¿Cómo lo ayudó su familia?

Mi madre conducía el coche para transportarme. Mi hermano me ayudaba. Mis pantalones cortos de baloncesto, todo estaba siempre listo en mi bolso y no estaría aquí sin el apoyo de toda mi familia y no puedo agradecerles lo suficiente todo lo que me ayudaron. 
 

¿Recuerda la anécdota con Marco Etcheverry?

Recuerdo mucho a Marco Etcheverry  cuando era más joven. Recuerdo ir a un juego y esperarlo en el túnel tras un partido del DC United tratando de obtener un autógrafo en  un balón de fútbol,  todavía tengo esos balones. Iba con  mi familia a verlo jugar. Era un gran admirador de su cabello, los rizos largos, quería imitarlo.

 Usted sigue sus pasos, ya es una estrella en Bolivia...

(Risas) ahora  me estoy volviendo famoso en Bolivia. En realidad, al principio me costó  entender la magnitud de todo lo que estaba pasando de una manera salvaje. Es un  gran honor y un privilegio poder jugar y representar a la gente de Bolivia para hacerlos sentir orgullosos.  Todo lo que soy es fruto del arduo trabajo que ha hecho mi familia. Estoy muy agradecido. Ha  sido un largo camino. Me alegro de estar aquí en este país que me ha dado muchas oportunidades.

¿Lleva la bandera boliviana a  sus partidos?

En mis partidos en la universidad mi familia estaba entre la multitud sosteniendo la bandera boliviana. Mi familia siempre se encargó de eso.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

33
2

Otras Noticias