Cuando jugar con el corazón no sirve

Un Wilstermann sin ritmo de juego perdió por 3-2 ante Paranaense, ayer en el Félix Capriles.
miércoles, 16 de septiembre de 2020 · 00:06

Gabriel Caero  / Cochabamba, Los Tiempos

El corazón y la garra que puso en cancha no alcanzaron para Wilstermann, que pese a  estar en ventaja dos veces en el marcador cayó anoche 2-3 ante Athletico Paranaense, en el retorno del grupo C de la Copa Libertadores y que se jugó en el estadio Félix Capriles.

 El Rojo complicó sus chances en el certamen. En una atípica jornada sin público (por la pandemia del coronavirus) y después de volver a la actividad tras más de seis meses, Wilstermann no pudo aguantar el ritmo de su rival que sobre el final se llevó la victoria, con un marcador similar con el que perdieron  ante los vallunos en la Copa de 2019.

Athletico Paranaense se mostró un poco más asentado en el campo de juego, pero Wilstermann cumplió con lo que anticipó: más garra y corazón ante el rodaje de los brasileños. A los tres  minutos de iniciado el lance, Luis Lucho González advirtió con el primer remate sobre el arco de Arnaldo Giménez, pero sin mayor trascendencia.

Todo hizo presagiar de que Athletico Paranaense podía dominar el lance, pero el ímpetu de Cristian Pochi Chávez y de Patricio Patito Rodríguez cambió el rumbo de una historia adversa. Rodríguez ensayó un remate a los 8’ PT que entrañó riesgo en el arco  visitante, como un presagio de los que pasaría segundos después. Sobre 9’ PT, Chávez sacó un centro largo para la contra de Gilbert Álvarez, quien aprovechó la pésima salida del meta Santos para definir con arco a disposición (1-0). La historia cambió de rumbo y el Aviador tomó el pulso del cotejo, ante un adversario que tuvo a los 18’ PT un centro de Márcio  Azevedo que González no pudo empalmar y Giménez detuvo con seguridad. Athletico Paranaense avisó a los 29’ PT tras un centro de Azevedo, cabezazo de González y que Erick no pudo definir ante la pierna estirada de Ismael Benegas. Una jugada rápida de Juan Pablo Aponte  y su brazo extendido sobre Erick fue interpretado como tiro penal por el juez chileno  Angelo Hermosilla (38’ PT).

 Pese a la presencia del VAR, el árbitro no recurrió a la consulta tras la dudosa jugada. Acto  seguido (39’ PT),  Lucho  González cobró el lanzamiento con maestría y un remate al ras y pegado al poste derecho de Giménez, que  intuyó pero no tapó (1-1). El envión anímico supuso un crecimiento del Rubronegro, que poco a poco llegó con más claridad al arco rival.

En el complemento, Paranaense se mostró más asentado y tranquilo en el campo de juego, ante un Wilstermann que se vio un tanto agotado por el trajín del primer tiempo. El Rojo volvió a tomar aire con el tanto de Serginho (11’ ST), quien remató dentro del área tras una combinación de toque de balones entre Rodríguez y Chávez (2-1). Athletico Paranaense volvió a la igualdad tras una magistral jugada de Christian y una pared con Fabinho que permitió al primero definir  magistralmente ante Giménez (2-2) a los 29’ ST. En 36’ ST, un cabezazo de Jaime Arrascaita paralizó el corazón de los hinchas, pero Santos contuvo el grito de gol en la línea del arco norte.

Con un Aviador rendido físicamente y con un hombre menos por la expulsión de Serginho, Carlos Eduardo recuperó a los 46’ ST un balón por la banda derecha, llegó al borde del área, el centro llegó a los pies de Walter que sacó un latigazo para anotar el 2-3 final.

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

6
14