Guaraní y Palmeiras igualan y Bolívar aún tiene fe

jueves, 24 de septiembre de 2020 · 00:00

AFP / Asunción

El Guaraní y el Palmeiras se repartieron los puntos (0-0) anoche en un partido disputado en el estadio Defensores del Chaco de la capital paraguaya, por la cuarta fecha del Grupo B de la Copa Libertadores 2020.

El resultado mantiene al 'Verdao' como líder solitario con 10 puntos y asomándose a los octavos de final. Guaraní lo sigue con 7, mientras que más atrás con pocas chances de revertir la historia aparecen Bolívar (4) y Tigre (1).

Guaraní enfrentó prudente a un equipo visitante sólido que jugó cómodo dada su posición de líder de la tabla de posiciones.

Para el 'Aborigen' era un partido importante, no así para el paulista que podía conformarse con un empate. 

El primer tiempo fue de estudio, con el equipo de Vanderlei Luxemburgo ligeramente replegado pero sin quebranto, salvo dos remates de su goleador Fernando Fernández, uno de los cuales pegó en el palo del arco defendido por el arquero Weverton. 

Parejo 

El segundo tiempo fue más movedizo por parte de ambos. Luxemburgo decidió atacar al ordenar el ingreso de Willian a los 61 y luego de Rafael Veiga a los 69. 

Gustavo Costas, DT de Guaraní, hizo lo propio al enviar al campo de juego al delantero recientemente adquirido a préstamo, Cecilio Domínguez, exIndependiente, a los 61 minutos. 

Domínguez fue autor de un gol y creó otro en la goleada que su equipo propinó a Tigre de Argentina (4-1) la semana pasada. 

La mejor acción colectiva del equipo aurinegro se produjo a los 65 con una incursión de Jorge Morel con Fernando Fernández y Cecilio Domínguez. 

El primero le pegó con la canilla, de frente al arco, dificultad que le impidió llegar a la conquista. El balón fue despejado por un desesperado Weverton. 

Un segundo remate de Domínguez lo tomó al delantero en posición adelantada.

Palmeiras encontró corredores para sus delanteros que no llegaron tan lejos en un partido en general muy parejo y equilibrado.

Los últimos 10 minutos los locales presionaron al equipo paulista pero encontraron una muralla en el defensa paraguayo de Palmeiras, Gustavo Gómez, capitán de su conjunto. 

A los 80, el jugador brasileño Felipe Melo cometió mano penal pero el árbitro argentino Néstor Pittana hizo gestos para señalar que la mano no era sancionable.

Tres minutos más tarde, el Aborigen tuvo una clara ocasión de anotar.

Se inició en una habilidosa jugada de Fernando Fernández que hizo un pase a la derecha para la atropellada de Cecilio Domínguez, quien remató cruzado pero la pelota pasó besando el poste derecho de Weverton.

En la réplica, de contragolpe, la oportunidad la desperdició Willian cuya pelota salió apenas afuera cuando el portero argentino Gaspar Servio estaba prácticamente vencido.

 

 


   

3
3

Otras Noticias