Fiesta roja en el Valle: de un inicio de terror a un final feliz

Los aviadores disputaron ayer su último partido como local , por el Grupo C de la Copa Libertadores. Los rojos renovaron sus esperanzas con el 3-1 a Peñarol.
viernes, 25 de septiembre de 2020 · 00:00

Gabriel Caero / Cochabamba

  De un inicio de terror a un final feliz. El corazón aviador volvió a latir luego del triunfo de Wilstermann anoche sobre Peñarol (3-1). En su último partido como local  por el Grupo C de  la Copa Libertadores. La esperanza se renueva. 

Cristian Díaz,  director técnico del club Wilstermann. 
Foto:AFP

A diferencia del partido anterior ante Athletico Paranaense, el fervor del público en las calles fue menor. La expectativa bajó un poco, pero aparecieron los verdaderos fanáticos, los que están siempre en las buenas y en las malas. 

Y eso se reflejó en el apoyo de los aviadores que fueron y apoyaron con cánticos e instrumentos musicales en la puerta del Hotel La Colonia, justo cuando los jugadores salían del recinto para dirigirse en un bus hasta el estadio Félix Capriles. Se notó  poco movimiento en   los alrededores del estadio,  y la cantidad de puestos de recuerdos aviadores fueron unos cuantos lunares.

Carlos Melgar  celebra luego de anotar, anoche.
Foto:AFP

Aún así, muchos hinchas se pusieron la casaca sangre para  alentar, desde donde estaban, al equipo de sus amores. Algunos fueron al estadio a ver la llegada del bus rojo. 

Otros se apostaron en algunos locales del paseo de El Prado para ver ese partido, aquel que nuevamente se jugó a puertas cerradas por la pandemia del coronavirus.

El gol de Peñarol paralizó la esperanza roja. El fantasma de la derrota de la pasada semana casa ante Paranaense asomó en el Félix Capriles y en las calles de Cochabamba, pero un Pato salvador devolvió el “alma” al cuerpo de los rojos vallunos. 

Las banderas  de los  Gurkas en el estadio Félix Capriles. 
Foto: EFE

El aliento en la cancha fue solamente un audio ambiente rememorando esas jornadas a estadio lleno en el Capriles. Pero  los petardos y fuegos artificiales que pintaron el cielo valluno invitaron a volver a creer, a no perder la esperanza. El Rojo alegró a su público, que vibró de inicio a fin y que volvió a esbozar su sonrisa en el rostro, debajo del barbijo que lleva  para evitar contagiarse de la Covid-19. En momentos difíciles por la pandemia, este triunfo fue un bálsamo para alegrar el corazón aviador.

 

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

8
2

Otras Noticias