Independiente cumple en casa y gana

El cuadro capitalino derrotó 1-0 a Tomayapo. Mantiene intacto su sueño de alcanzar el título.
lunes, 25 de octubre de 2021 · 05:00

Correo del Sur  / Sucre

Dicen que ganar es ganar, no importa cómo. Independiente jugó uno de sus partidos más discretos, pero puso garra, que fue suficiente para derrotar ayer 1-0 a Real Tomayapo, en el estadio Patria. Con este resultado, el Matador mantiene intacto su sueño de alcanzar el título del torneo único de la División Profesional del fútbol boliviano.

Lejos de su mejor versión, el albirrojo no fue ese de juego arrollador y ofensivo, que doblegaba a sus rivales con un sistema práctico y ordenado. Ayer mostró un fútbol displicente.

No fue ni la sombra del plantel que como local venció a equipos de mayor jerarquía como Wilstermann, Royal Pari o Bolívar. Para muestra un botón: en el primer tiempo apenas disparó en una oportunidad al arco tarijeño. Real Tomayapo, por su parte, hizo su juego, le peleó el dominio del balón al capitalino, aunque tampoco supo capitalizarlo.

No fue sino hasta el minuto 43 que se generó la primera situación de peligro. William Ferrerira, que recibió un pase dentro del área de Walter Veizaga, no pudo en el mano a mano con el portero Elder Arauz, que le atajó el grito de gol al uruguayo.Cuando se cumplía el segundo minuto de adición llegó la jugada que pudo cambiar el rumbo del partido. Erick Correa recibió un centro dentro del área tarijeña, golpeó la pelota y esta chocó en la mano de Camilo Ríos.

El árbitro Gery Vargas estaba de frente a la jugada y no dudó en cobrar la pena máxima. Correa se adueñó del balón, pero su disparo estuvo mal pateado: suave y al centro. Fue fácil para el portero Luis Cárdenas. Con el 0-0 y la molestia de la gente se fueron al descanso. En el arranque del complemento, el DT Marcelo Robledo mandó a la cancha a Joel Bejarano y Alejandro Medina, que le cambiaron la cara al Matador. De entrada nada más, Medina elevó un centro como con la mano a la cabeza de Correa, el colombiano se la bajó a Martín Prost, que con remate de media vuelta disparó apenas desviado. En cinco minutos, el albirrojo mostraba mayor ambición que en toda la primera parte. Independiente se apoderó de la pelota y fue encajonando a Real Tomayapo en su propio arco. Era cuestión de tiempo para que llegara el gol. Y lo hizo en el minuto 18. Mijail Avilés recuperó un balón suelto en la mitad de la cancha, avanzó varios metros y puso un pase filtrado para Medina, que elevó la pelota al corazón del área donde estaba Correa, quien conectó de cabeza y anotó el 1-0.

El colombiano se reivindicó y festejó el gol a lo grande, quitándose la camiseta que le valió la tarjeta amarilla. Sin embargo, un minuto después Correa se fue expulsado por doble amonestación tras cometer una falta en media cancha. El Inde se quedaba con un hombre menos a falta de 23 minutos para la conclusión del partido.

En inferioridad numérica, el Matador sacó la garra. Joel Bejarano se convirtió en el conductor del mediocampo, Avilés batalló todos los balones y Medina fue una pesadilla para la última línea del cuadro tarijeño. Al final, Independiente se quedó con el partido, los tres puntos y la ilusión de seguir peleando por el título del campeonato. Sin embargo, tendrá que mejorar su imagen este miércoles, cuando visite a Always Ready en La Paz.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias