Caso Betzabé: no quieren dinero, sino un precedente

miércoles, 24 de marzo de 2021 · 05:00

Juan Carlos Toro / La Paz

Eduardo Martins, abogado de la quiromasajista Betzabé Ybáñez, aclaró que la intención de su cliente no es ganar dinero con la denuncia que hizo en contra del DT Mauricio Soria y el club Wilstermann por discriminación, sino sentar un precedente para que no se repita ese tipo de actitudes.

El extrabajadora del equipo aviador, a través de un grupo de juristas argentinos, acudió a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Conmebol y FIFA con el fin de “reparar el daño”.

“Se hizo la denuncia a tres órganos distintos, es una denuncia por discriminación por generó en contra del entrenador y el club que conoce los hechos. No hay demanda por dinero, no hay dinero en medio, lo que se busca es reparar el daño de dejar a una persona sin trabajo en función de la discriminación,  algo que no tiene lugar en el fútbol, no lo decimos nosotros, lo dicen los códigos de ética de Conmebol y  FIFA”, señaló.

 Agregó que de forma paralela se siguen procesos ordinarios en el país, uno laboral y otro en el ámbito penal.

Sobre las posibles sanciones, indicó que podrían ir desde  “una suspensión de licencia del técnico, tareas comunitarias, enviarle a hacer un curso de capacitación en temas de discriminación,  una multa o  apercibimiento”.

  Martins remarcó que el primer organismo que tiene que atender el caso es la FBF y si es que no lo hace en tres meses, se recurrirá al ente superior, en este caso la Conmebol, y posteriormente la FIFA.

“Pedimos que si la FBF no resuelve en tres meses, se la tenga por encausada, porque es un tema grave”, sustentó, a tiempo de aclarar que en el país no habría un tribunal de ética y si lo hay, debe adecuarse a la FIFA. 

Además de Martins, el consorcio de abogados lo conforman  Diego Ariel Raguseo, María Saavedra, Carolina Goitia y María Eugenia Gómez.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

5
18