Caso Quiñónez pone en alerta y sugieren convenio colectivo

El abogado Ricardo Alípaz habló del riesgo que corren los clubes profesionales.
miércoles, 24 de marzo de 2021 · 05:00

Página Siete  / La Paz

Una indemnización de  318 mil dólares. Unos  30.000  dólares  de desahucio. Aguinaldos de  las gestiones 2020 y 2021 que suman   40.000  dólares. Ésos son algunos puntos de la demanda de más de 500 mil dólares  del  portero Rómel Quiñónez en contra de   Oriente Petrolero. Este caso evidencia que los clubes están en riesgo. Se sugiere implementar un convenio colectivo. 

     La FIFA y la ley del deporte de Bolivia permiten al jugador  acudir a cualquiera de las dos vías (laboral y deportiva) para el cobro de sus salarios devengados.

“Es un riesgo verdaderamente latente para los clubes. Los derechos laborales son imprescriptibles. Podría haber una demanda de jugadores ya retirados o de jugadores que de aquí a  diez  años decidan demandar todos sus derechos”,  identificó  Ricardo Alípaz, abogado deportivo.

  Para Alípaz, “el tema no es que si los jugadores tienen o no los derechos, que por supuesto deberían tenerlos, pero sabemos que también es un régimen bastante especial en el que trabajan.  Es un riesgo latente, pero la solución debería ser fácil, simple y de un trámite corto para poder dar solución a este tema”.

La  demanda de Quiñónez fue interpuesta ante el Tribunal de Resoluciones y Disputas de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). Pero, por ejemplo, Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol) presentó el mes pasado denuncia formal de infracción a las leyes sociales en contra de los clubes de la División Profesional ante los directores departamentales de Trabajo.

    Convenio colectivo 
 

“Cuando la FIFA y las federaciones quieren cambiar normativa, preguntan a los grupos de interés, que son los jugadores, Fabol, agentes, la federación, para elaborar una normativa especial de régimen deportivo”,  dijo  Alípaz, quien sugirió implementar un convenio colectivo. 

“En otros países es muy simple y casi todas las federaciones tienen un convenio colectivo. En Bolivia no es tan simple tener un convenio colectivo de un sector laboral específico, pero sí se puede tener normativa especial, ya sea un decreto o una ley como la que tenemos”, resaltó el especialista. Según  el jurista,  “este convenio colectivo simplifica todos estos problemas laborales. Además, la normativa FIFA, a pesar de que  no reconozca el aguinaldo, las vacaciones... es una normativa que protege al jugador. Los futbolistas tienen que tener un régimen especial porque trabajan menos horas”.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

12
43

Otras Noticias