«La Chula», la golden «futbolista»

Una golden es parte cada sábado de los partidos de fútbol de las familias Esprella y Valdivia.
lunes, 19 de abril de 2021 · 05:00

 Rosario López  / La Paz

Cada sábado, los Esprella y los Valdivia salen temprano de casa para encontrarse en una cancha de fútbol. Durante una hora, los 15 miembros de estas familias se entregan a la práctica deportiva sin pausas, aunque uno de ellos no se afana tanto en hacerse con la pelota y anotar goles, como en recibir todos los mimos que los jugadores le puedan dar durante el juego: ella es “la Chula”.

“La Chula”  fue adoptada cuando tenía tres meses, ahora tiene dos años.

Se trata de una perra de raza golden de dos años y cinco meses, que se ha convertido en la atracción cada sábado, entre 8:00 y 9:00, cuando se enfrentan los Esprella y los Valdivia en las canchas de la avenida del Poeta. Para los jugadores, ella siempre suma alegría en las contiendas sabatinas.

“Corre durante todo el partido por la cancha. Le gusta la pelota, pero le gusta más recibir las caricias. Todos ya se han acostumbrado a su presencia y participación en los partidos”, cuenta Franz Esprella, quien ha adoptado a “la Chula” como a su “nieta”. “En realidad, es la mascota de mi hijo Gerardo”, añade.

Según Esprella, tras la reapertura de los espacios deportivos, hijos, primos, tíos y sobrinos retomaron una vieja práctica familiar que había quedado restringida por la emergencia sanitaria, jugar fútbol. Lo propio ocurre con los hombres de la familia Valdivia. Así, con el cotejo Esprella vs. Valdivia, estas dos familias comienzan su fin de semana.

Los Esprella adoptaron a “la Chula” antes de la llegada de la pandemia al país cuando ella  tenía tres meses. “Entonces era pequeñita -cuenta  Franz- pero rápidamente creció y se volvió hiperactiva. En la cuarentena no sabíamos qué hacer para sacarla a pasear, pero ahora ya la podemos sacar. Si los humanos necesitamos desarrollar actividad física, los animales también, y con mayor razón los perros golden”.

Los perros de raza golden son de tamaño grande y necesitan cierto espacio dentro y fuera de casa. Son canes  inquietos, tienen mucha energía y necesitan hacer ejercicio. “En la cuarentena, ‘la Chula’ ha puesto mi casa de cabeza. Hasta se ha comido uno de los calzados que le compré a mi hijo para su graduación, una noche antes del acto”, recuerda Franz entre risas. 

La reapertura de los espacios deportivos ha devuelto la tranquilidad a los Esprella, especialmente por el estrés que estaba acumulando su mascota.

Cada sábado, a las 7:50, no son unos cachos deportivos los primeros en posarse sobre el césped de la primera cancha de la avenida del Poeta; son unas patas de pelaje amarillo. Y, a continuación, por una hora, las gambetas de los futbolistas se entremezclan con los movimientos de una cola feliz.

“La Chula”   no falta a las jornadas de fútbol en  la avenida del Poeta.
Foto: Rosario López

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias