Fernando Trino: «En mi gestión nunca hubo 'no se puede' o 'no hay recursos'»

La autoridad dejará el cargo luego de un año y ocho meses. Dice que regresará a Argentina. Evaluó su gestión y los cambios que se hicieron en el Siles.
viernes, 30 de abril de 2021 · 05:00

Página Siete  / La Paz

Las facturas apiladas en su escritorio lo motivaron. “El primer día que asumí el cargo (en agosto de 2019) había muchas deudas y poco  dinero”, recordó  Fernando Trino, director del Servicio Departamental de Deportes (Sedede) de La Paz. Un año y ocho meses después, el esposo de la exmarchista Geovana Irusta evaluó su trabajo antes de dejar el cargo.

Con su familia “hecha en Argentina”, el hombre con casi tres décadas en el trabajo deportivo, analiza regresar a tierra rioplatense, “si es que no se presenta algo aquí”. 

¿Cómo evalúa su gestión?

En un año y ocho meses hemos hecho varias obras para el deporte, en infraestructura y nuevas normas para organizar a las asociaciones departamentales. Dimos  condiciones a todos los escenarios deportivos que hemos podido mejorar, una de esas infraestructuras es el estadio Hernando Siles. Desde que llegamos, lo primero que hicimos es la nivelación del campo de juego, trabajar en el sistema de drenaje y eso nos ayudó en la gestión 2020;  por ejemplo, cuando tuvimos una seguidilla de partidos, el campo de juego ha podido rendir. Luego, concluimos el proyecto para poner las luces led, la megafonía, que es de última generación; ampliamos las casamatas, que ahora son para 25 y son modernas. También cambiamos los camarines que prácticamente se pueden personalizar. Ahora tenemos cuatro camerinos para jornadas dobles.

 El Siles está cambiado... ¿qué trabajos más se hicieron?

Hicimos 12 nuevas cabinas modernas para la prensa, gracias al financiamiento de la UTB y en la parte baja tenemos los pupitres para la prensa internacional. El Hernando Siles no contaba con fibra óptica, ahora tenemos internet de 200 megas de velocidad. Hicimos una sala VOR con todas las características y todas las necesidades requeridas. Tuvimos la ayuda del profesor Juan Carlos Lugones. Luego vimos que era necesario tener una sala para el control antidopaje, ahora tenemos dos salas modernas con espejos y vidrios traslúcidos, como requiere la norma;  además de las duchas que se repararon y también instalamos un sauna. 

En el túnel, lo que se hizo fue ambientarlo con las fotografías de nuestras figuras y las que nos visitaron a lo largo de la historia, esto con la ayuda de la Clínica Alemana. Luego hicimos una sala VIP para los visitantes ilustres. Otra obra que fue fundamental es tener la sala de prensa con sonido propio y todos los requerimientos a nivel internacional.  Pintamos las graderías con el trabajo gratuito de Mamani Mamani.

Otras obras fuera del Siles...

Saliendo del Siles, hemos trabajado en la piscina olímpica de Alto Obrajes, se han reparado los calderos porque no estaban cumpliendo la labor de calentar el agua a la temperatura que se requería. Hemos hecho el cambio de agua después de 10 años que no se hacía recambio y eso sirvió para reparar la fosa porque tenía algunos problemas de filtraciones y no estaba funcionando la iluminación. 

En el coliseo Julio Borelli se cambiaron las luces por led. Una de las obras estrella fue la recuperación del hotel deportivo de Alto Obrajes. Se lo reconstruyó y se lo equipó. Tiene internet, cable y todas las comodidades para la concentración de los deportistas. También entregamos becas completas universitarias a 16 deportistas gracias a la UTB.

 ¿Qué proyectos  dejó pendientes?

Lo que estamos dejando en el Siles es el proyecto del tablero. Ya se firmó un preacuerdo con la empresa Innovagol para que tengamos un moderno tablero o en este caso una pantalla gigante  y la otra parte que se deja con un convenio es cambiar la malla olímpica por vidrio templado en la recta de general y la preferencia. En los próximos meses se empezará a hacer la instalación. Y lo otro que hemos presentado a la Gobernación de La Paz es la nueva ley del deporte departamental.

¿Cómo financió las obras?

 Tratamos de manejar los pocos recursos que teníamos, pero también tocando las puertas de la empresa privada. Muchas obras son gracias a ellos. Siempre estuve del otro lado, de los deportistas;  siempre fui exigente con las autoridades, que si nos comprometemos en un cargo público, tenemos que ser buenos servidores públicos. Si nuestro lado es el deporte, tenemos que ayudar. Tuve cursos en gestión deportiva que me ayudaron en esta visión. Vivir fuera del país me ayudó a observar que todo es posible hacer cuando hay voluntad,  porque si sólo recibimos recursos del Estado, que siempre son escasos, tenemos que ver la forma de hacer alianzas con la empresa privada. En mi gestión nunca hubo las palabras no se puede o no hay recursos.

¿De cuánto dinero disponía?

Lo que se tenía presupuestado como ingresos propios era de seis millones de bolivianos,. Pero eso se presupuestó que podía entrar en un año, pero por la pandemia eso se redujo a dos millones con los que teníamos que cubrir sueldos.

¿A qué se dedicará?

El lunes presentaré mi renuncia. Soy hombre del deporte, no tengo filiación política. Descansaré unas semanas. Tengo una vida hecha en Argentina, si no hay nada aquí volveré a ese país. Si algo aprendí de los argentinos, es que todo es posible.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias