«A los stronguistas nos hace falta unión, como nos enseñó don Rafo»

Cree que es posible que el club sea autosostenible “siempre y cuando se haga un manejo eficiente”. Su meta es la corona del torneo y dejar al equipo sin deudas con los jugadores y cuerpo técnico.
jueves, 8 de abril de 2021 · 05:00

Juan C. Toro  /  La Paz 

Ronald Crespo es el presidente transitorio del club The Strongest. Su misión es cumplir con la gestión de Inés Quispe viuda de Salinas, quien renunció al cargo, y llamar a elecciones. Considera que la entidad necesita nuevos líderes en el directorio.

Remarcó que la institución requiere gente comprometida, la que se identifique con los colores y realice un manejo transparente de todos los ingresos y evitar la crisis.

En lo deportivo, está seguro que tiene un buen equipo, con el que se puede salir campeón del certamen que se disputa.

¿Qué significa para usted The Strongest?

Para mí es lo más sagrado, lo más lindo. Es una institución deportiva a la cual le entregué todo mi apoyo desde niño y todo ese camino lo coronó con la presidencia. Ser el presidente de una entidad como el Tigre es algo maravilloso.

¿Cómo nace ese cariño por la institución?

Desde muy niño fui parte de la barra, de los famosos ch’ullu ch’ullus, de donde alentábamos al equipo y quien me genera el cariño fue un pariente mío que era el hermano de mi madre.

¿Recuerda cuál fue el primer partido del Tigre al que asistió?

Lo que más recuerdo fue un partido del equipo frente a San José en la ciudad de Oruro. En esa oportunidad me fui con la barra sin permiso de mi familia, ellos no sabían dónde estaba. Fue un juego que se cerró con una gresca tremenda, recuerdo que lo pegaron a Luis Galarza y Luis Bastida, al salir del estadio nos llenaron de piedra a todos los buses, yo tuve que esconderme debajo del asiento.

¿Proviene de una familia atigrada?

Tengo algunos parientes que son del equipo que está en la vereda de enfrente y otros que son atigrados, pero el más fanático soy yo.

¿Cuál fue el primer cargo que ocupó en la dirigencia?

Llegué a la secretaría de filiales y barras invitado por Jorge Pacheco en la gestión de Sergio Asbún. Esa cartera nunca llegué a ejercerla porque por emergencia me pusieron en la comisión de fútbol, habida cuenta de que el titular Mario Ovando nos dejaba por la Asociación de Fútbol de La Paz. Asumí de forma interina.

¿Recuerda alguna contratación importante que hizo como titular del comité de fútbol?

La más importante fue la incorporación de Pablo Daniel Escobar. Fue una contratación reñida porque cuando se le hizo seguimiento al futbolista, que se encontraba en San José, se mandó un emisario a Oruro y éste retorna diciendo que era imposible contratarlo porque tenía un precontrato con nuestro vecino (Bolívar). Tomé contacto con el señor Pancho Rojas, de Gimnasia y Esgrima de Jujuy, y le manifestamos que queríamos comprar el pase. El jugador llegó a La Paz y nosotros le manifestamos nuestras intenciones.

Entonces le ganaron la pulseta a Bolívar… ¿alguna que hayan perdido?

Sí, fue con un jugador cochabambino Carmelo Angulo, quien venía para enrolarse en el equipo y al final terminó en Bolívar.

¿Cómo se da su llegada a la presidencia del Tigre?

Es realidad es un cargo que nunca esperábamos asumir. Doña Inés Quispe tomó la decisión de renunciar basado en el tema de salud. Hasta el último minuto tratamos de disuadirla para que se quede porque es su gestión, pero pudo más la decisión que ella tomó.

¿Cómo encuentra al club?

Esta es una institución muy grande, es una entidad con historia y dentro de los años se generaron muchos problemas de diferente tipo, como en el tema jurídico. Si bien la familia Salinas solucionó varios de estos temas, no se dio solución a todos y tenemos que ir trabajando en ello. Estamos los dirigentes para arreglar estos temas, como el económico, la autosostenibilidad, es posible que el Tigre sea autosostenible siempre y cuando se haga un manejo eficiente y efectivo.

¿Hubo un manejo eficiente?

La familia Salinas hizo inversiones importantes en el club, como el mejoramiento de las canchas de la Yungas, tenemos canchas aptas para la escuela de fútbol. Se mejoró el centro de concentración, se construyó la piscina que hace tiempo se desechó y luego se la repuso. Hubo inversiones importantes, el paso de César Salinas e Inés Quispe fue destacable.

¿Hay crisis en la entidad?

Cuando asumo la presidencia de la institución en ningún momento había manifestado que venía con la billetera de don César Salinas o la cartera de doña Inés. Lo que ofrecí a la afición es trabajo, trabajo y trabajo, eso es lo que intento hacer, arreglar algunos problemas que existen y salvar la situación hasta entregar la conducción al nuevo directorio, al legítimo ganador de las elecciones, como ordenan los estatutos.

¿El Tigre necesita a alguien con la billetera de la familia Salinas?

El club necesita una persona idónea y comprometida con la institución. Es importante contar con un presidente que se identifique con el club en función de un manejo administrativo y transparente.

Una toma   del estadio de Achumani cuando jugó el Tigre.
Foto:The Strongest

¿Es el momento de nuevos dirigentes?

Se tiene que renovar la dirigencia. Se necesita nuevos líderes, nuevas caras en la conducción institucional y formación de los directorios.

En lo deportivo… ¿cómo está el club?

Creo que tenemos un buen plantel en el que se tiene que afinar algunos detalles para que el equipo funcione como queremos. Estos partidos del torneo local permitirán llegar a ello, pero en general tenemos un  equipo competitivo y podemos llegar lejos en los torneos en los que participamos, como la Copa Libertadores.

¿El equipo mantiene la línea para pelear por el campeonato?

Sí, está para mantenerse en los primeros lugares y competir por la corona del certamen, siempre fue protagonista y creemos que podemos llegar a lo que ansía la hinchada, coronarnos campeones.

¿El conjunto estará para lograr el título?

Sí, el plantel está motivado. Hablé varias veces con ellos y tienen la predisposición de hacer un buen papel.

El edificio   de la calle Colón es parte del patrimonio del club.
Foto:The Strongest

¿Hasta qué ronda aspira a llegar en la Copa Libertadores?

La visión institucional es conquistar la Copa Libertadores, no tenemos que ser mezquinos en querer llegar a una etapa, toda institución tiene que tener la ilusión de ganar el torneo, pero la misión es llegar lo más lejos que se pueda.

¿Cuál sería su mayor logro en este corto tiempo?

Quisiera concluir esta gestión sin mayores inconvenientes. Dejar las deudas al día en función del equipo y salvar algunos temas legales. Entregar el mando a la persona idónea, que sepa manejar la institución.

¿Quisieron desestabilizarlo?

Hace tiempo lo manifesté, hubo intentos para desestabilizarnos por el famoso premio de los tres millones de dólares. Ese monto no es suficiente porque gran parte de éste irá a los premios que se ganaron los jugadores por el subcampeonato, además del cuerpo técnico, los impuestos que se tienen que descontar y queda un saldo, por eso hay que generar ingresos para terminar la gestión. La ambición de algunas personas es administrar ese dinero, sería bueno que sea en buena línea.

El dirigente   atigrado con los integrantes de su equipo.
Foto:Carlos Sánchez / Página Siete

¿Cómo define los 113 años de vida del club?

Hicimos unos spots en los que se refleja la historia del club, se hace referencia a que en algunos momentos fuimos segundos, pero nunca estuvimos en segunda división.

¿Cuál será el mejor regalo al club?

El mayor regalo tiene que ser al final de la gestión, corona del torneo y una gran participación en la Copa Libertadores, es el objetivo que tengo en mente. Quiero agradecer a la gran cantidad de stronguistas que tenemos en diferentes estratos de la sociedad, de la ciudad, el país y fuera de las fronteras por todo el apoyo que nos brindan.

¿Qué le falta al Tigre?

Nos falta unión, que entre todos podamos salir adelante porque las divisiones nos perjudican y no hacen eco de la historia que tiene el club. No es el momento de estar divididos en bandos, eso no es The Strongest, eso no es lo que marca la historia del club como nos enseñó nuestro presidente Rafael Mendoza Castellón.

Minuto 90
Freddy TéllezExvicepresidente del Tigre
 

113 años

Desde 1908 a iniciativa de los primeros hinchas  empieza una gran historia, la del club The Strongest, desde entonces a la fecha, ganando adeptos y  simpatizantes que llegan a identificarse y querer a estos colores, oro y negro.

  El stronguista es  aguerrido, luchador, fuerte e  incansable. Este club es un ejemplo para los demás equipos de fútbol boliviano, inclusive sudamericano, con un patrimonio construido, cuidado y consolidado de más de 80 millones de dólares, en el transcurso de las décadas pudo  mantenerse en la primera división,  siempre protagonista en los campeonatos que participa.

 ¿Cómo lo logra? La respuesta es simple, la gente que lo maneja. Faltarían hojas para nombrarlos; por su historia pasaron grandes presidentes y dirigentes que empezaron siendo hinchas, no se nace dirigente y por supuesto los grandes protagonistas del fútbol, los jugadores.

 Estas personas dejaron enseñanzas a todas las generaciones, como ser: honestidad, constancia, sacrificio, pundonor deportivo, sentimiento de propiedad. Llegar a los 113 no es casualidad, desde sus inicios y con tres hitos importantes, 1940 cuando se recibió del estado la propiedad de la calle Yungas donde ahora es el complejo Cañada Strongest  y alberga a más de 500 niños y jóvenes en las escuelas de fútbol; 1970 la adquisición de la secretaria permanente de la calle Colón y 1986 el Complejo de Achumani, 70.000 m2, donde se tiene el estadio Rafael Mendoza para 14.000 espectadores, 13 canchas de tenis, siete  canchas de paleta, cuatro canchas de raquet y wally, piscina atemperada semiolímpica, cancha fútbol 8 de césped sintético, polifuncional, área social, salón de eventos y reuniones, etc.

 Pasaron muchas administraciones y todas tuvieron la capacidad de mantener y mejorar este patrimonio, pilar fundamental en la economía interna para llevar adelante el funcionamiento del club, este pilar patrimonial, es aproximadamente 30% de un presupuesto anual que suma a la venta de entradas, auspicios y venta de derechos televisivos, los ingresos para mantener el club. El objetivo es que en transcurso de los siguientes años se incremente ese porcentaje. Todo gira en base a los recursos que se genera, todos y cada uno de los stronguistas aportamos para este fin, comprando una entrada, un abono tigre de oro o un Certificado de Participación (CDP), pero por sobre todo cuidando el patrimonio. La administración del club tiene un procedimiento, las instancias que nos regulan son la Gobernación a través de una personería jurídica y los estatutos y reglamentos internos reconocidos por la FBF, Conmebol y FIFA, ambos instrumentos blindan la institucionalidad. Todo lo que esté fuera de estas normativas, es ilegal. El cambio de autoridades y directorio del club son este año en noviembre.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

5
6