Stronguista, el legado de don Rafo y Chacho Saavedra

El Tigre no sería lo que es sin el aporte de Rafael Mendoza. Su hija habla de la pasión que heredó.
jueves, 8 de abril de 2021 · 05:00

Página Siete  / La Paz

 “The Strongest es igual a decir Rafael Mendoza”, proclamó Ana, hija del expresidente del club de Achumani. “Mi abuelo es un símbolo del Tigre”, testificó Guillermo, nieto de José Saavedra Banzer, otro extitular del único tricampeón de la Liga. Ambos dejaron el  legado de su trabajo y de su stronguismo.  

 El Tigre no sería uno de los clubes más importantes del balompié nacional  y el de mayor infraestructura  si el vallegrandino Rafael Mendoza Castellón no hubiera tenido la valentía de asumir la conducción de The Strongest  tras el accidente aéreo de Viloco, el 26 de septiembre de 1969, cuando el club aurinegro perdió a su primer equipo.  Don Rafo no sólo salvó al decano, sino que lo levantó y lo hizo más grande de lo que ya era.

“The Strongest es una institución muy querida por los Mendoza, porque hemos tenido el ejemplo digno de mi señor padre. Él levantó a la institución que estaba caída. Mi corazón es amarillo y negro”, recordó Ana Mendoza, hija del hombre que nació  el 20 de octubre de 1924 en Moro Moro, provincia Vallegrande, en  Santa Cruz.  Falleció  en Cochabamba, el 7 de abril de 2002. 

Don Rafo administró toda la ayuda nacional e internacional que llegó después de la tragedia de Viloco y formó un plantel que meses después lograría los campeonatos paceños de 1970 y 1971. Tres años más tarde también obtuvo  el título nacional. En 1977 fundó la Liga y formó un equipo que supo ganar  la corona  de ese año.

Pero su principal obra fue la construcción del estadio para el club de sus amores, además del Complejo Deportivo de Achumani.

“Cuando mi papá anunció a la prensa que iba a hacer el complejo, todo el mundo se asombró porque era un lugar que era río. Él dijo ‘vamos a tener la cancha más grande del mundo’ porque un arco estará acá, en el río, y la otro arco estará por donde estaba por hacerse el Club Alemán”, sonrió la atigrada. Para Ana Mendoza, hablar del  Tigre  es hablar de su padre. “Decir The Strongest es igual a decir Rafael Mendoza. The Strongest es y siempre será la institución más grande del país. Al hincha le pido que siempre lleve el color amarillo y negro por delante. Las instituciones deportivas como The Strongest o Bolívar no se pueden mezclar con nada porque los colores que nos representan a los tigres siempre serán el amarillo y el negro. Esos son nuestro colores. No hay que mezclar las cosas”, resaltó la heredera del amor  por el club decano del balompié  profesional del país.

 Don Chacho

 José Saavedra Banzer presidió al Tigre  en los años 80 del siglo pasado.  “Mi abuelo es un símbolo de The Strongest”, resaltó Guillermo Sainz Saavedra, nieto del extitular aurinegro,  quien nació 5 de junio de 1940 en Santa Cruz de la Sierra y murió el  3 de abril de 2013.

 “Desde chiquitos, a mí y a mis primos, nos hacía aprender las canciones del Tigre. Incluso, cuando él falleció, recuerdo que toda la gente cantó su canción”, rememoró Sainz, quien aún guarda el vinilo que su abuelo le regaló  con la inolvidable letra: “Mirando está el Illimani, al Tigre derribador, que viene desde Achumani, con paso de triunfador… Dale Tigre dale, de corazón… Porque Chacho Saavedra te quiere campeón...”.

 “Tengo el vinilo original de esa canción. En su casa de Cota Cota  izaba la bandera del Tigre cada vez que  ganaba su equipo. Él fue un fanático. Donaba plata para que la institución siga viva. Gracias a él, el Tigre es mi pasión y el de mi familia”, añadió uno de los herederos del legado stronguista.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

10
1

Otras Noticias