«Cuando el jugador quiere, todo se puede; queremos una Verde ganadora»

César Farías habló del momento actual del combinado nacional, su metodología, el compromiso que generó con cada uno de los futbolistas y las expectativas de cara a lo que viene.
lunes, 31 de mayo de 2021 · 05:02

Mauricio Cambará F.  / Santa Cruz

 De cara a las eliminatorias y a la Copa América, César Farías paró el balón, abrió el libro de trabajo que maneja y contó el momento actual, su metodología, el compromiso que generó con cada uno de los futbolistas  y las expectativas de cara a lo que viene. Apunta a consolidar a una selección a la que le tiene una confianza plena.

“Conocemos al fútbol boliviano y sudamericano, manejamos la selección de Venezuela y a la Sub-20 cuando clasificamos al Mundial de Egipto. Todo eso te obliga a que conozcas a todos tus rivales. En el fútbol boliviano tuve que dirigir en la Liga, en Copa Libertadores, en el Preolímpico, dirigí ocho o nueve partidos de selección interinamente al mismo tiempo que manejaba The Strongest. Eso me compenetró a fondo y me dio un plus para conocer jugadores, la altura, como es distinto jugar de local o visitante y tener adaptaciones futbolísticas y filosóficas. El haber dirigido un club acá, una Sub-23 y la selección absoluta me dio el plus necesario”, dijo. 

Sobre las evaluaciones

 “Nosotros tenemos que evaluar a los jugadores no por el torneo local, sino vemos si pueden jugar en el alto nivel, en alta intensidad, con presión. Vemos cómo es su manejo psicológico, cómo se adaptan en el equipo y a la filosofía del equipo, cómo se pueden integrar bien al defender a la Selección. Ahora también se analiza el aspecto físico, nosotros jugamos como mínimo seis partidos seguidos (entre eliminatorias y Copa América), con la aspiración de pasar de fase en la Copa y continuar jugando. Estamos hablando entre seis a nueve partidos en menos de un mes donde el jugador tiene que estar óptimo físicamente y poder sostener eso. En los partidos pasados de eliminatorias más los dos amistosos, sentimos que a pesar de la dificultad, estamos cambiando la dinámica de resultados. Sentimos que estamos en un buen momento”.

Sobre el jugador 

“Cuando el jugador quiere, todo es posible. Cuando el jugador está dispuesto a tener un compromiso con su país, eso puede romper cualquier barrera y esa barrera es la que queremos sobrepasar. El jugador es muy maltratado, por los resultados, por la opinión pública y el periodismo. Lógicamente todo es parte del fútbol, más aún cuando no tienes resultados, cuando no se te dan, te suceden esas cosas”. 

 Realidad

“En el fútbol boliviano se tiene una dificultad en cuanto a la altura en el campeonato local. Del llano van a la altura y se refugian, mientras que el de la altura espera que el otro se equivoque debido al entorno;  entonces no hay duelos ni persecución. Eso en el ámbito internacional es muy marcado, porque después los clubes van a la Copa Sudamericana o Libertadores y esa diferencia se siente. No todo es tan malo, depende de cómo lo cuentes, cómo veas y cómo lo quieras digerir. Creemos que vamos a tener una gran oportunidad, a pesar de las dificultades”.

Haquín y Martins 

“A Haquín,  por ser joven,  siempre se le apuntó a ese tipo de compromisos.  Martins ya estaba en esta onda, y él siempre quiso tener una mejor selección, entonces empezamos a ponernos parámetros altos que nos obliguen a crecer y lograr que se contagie  a los compañeros. En esta época de pandemia, nosotros quisimos que todos los seleccionables se contagien de manera positiva. En The Strongest, por ejemplo, cuando llegamos les pedimos a los jugadores que había que mantener un promedio de 10 kilómetros  de recorrido por partido, que había que levantar la fuerza y que necesitábamos 60 minutos de juego activo. Cuando el promedio era 24-28 minutos en La Paz, no se jugaba nada”.

El sueño de Farías

 “Llegar a Catar, jugar un Mundial; con esa ilusión vinimos. Sin duda que se puso más difícil, por todo lo que estuvimos viviendo y todo lo que ha pasado. El camino se ha puesto duro, estamos pagando muy caro los ocho  meses sin actividad, los problemas de organización, los problemas dirigenciales, la muerte del presidente. Sin embargo, tenemos una gran oportunidad en este momento, podemos recuperar el ser un gran local otra vez y los jugadores quedan con un desarrollo interesante de cara a la Copa América, que es saber jugar de visitante. La localía en la Copa América está más dada para ellos que para nosotros.  Paraguay, Argentina y Uruguay  corren con esa ventaja, pero nosotros jugamos dos amistosos afuera. Vamos a jugar frente a Chile en su casa por eliminatorias, es decir, si nosotros podemos evolucionar ahí (en la Copa), y podemos atrevernos a ser protagonistas, sin dudas que eso se va a reflejar de buena manera en las Eliminatorias”.

El jugador

 “Queremos jugadores que sean versátiles, somos conscientes que ningún jugador puede caminar en Bolivia, porque te fregaste, tienen que ser 11 jugadores que estén como fieras heridas, que vayan, vengan, que sean solidarios y que se atrevan a jugar a la pelota. Éste no es un equipo que puede darse el lujo de  que caminen dos o tres y que después esos te desequilibren el partido en una jugada. Tenemos que armar una selección ganadora”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

8
14

Otras Noticias