Despedida desastrosa

El equipo nacional no sabe defender, tampoco atacar y su panorama para el futuro, en las eliminatorias sudamericanas, es poco alentador.
martes, 29 de junio de 2021 · 05:06

Marco Mejía / La Paz

 Bolivia cerró su participación en la Copa América con otra magra campaña. Anoche, la Verde  fue goleada  4-1 por  Argentina y se despidió del torneo con cuatro derrotas, que confirman el bajo nivel internacional que tienen los elencos bolivianos  cuando salen al exterior.

La diversión de la albicelestes comenzó a los cinco minutos con una triangulación perfecta entre Correa, Messi y Gómez que desconcertaron con una serie de toques a la defensa boliviana. Finalmente Gómez anotó el primero ante la salida de Carlos Lampe.

La Verde no tenía una línea de juego definida: no defendía bien, nadie marcaba en el medio y peor aún... nunca le llegó  una pelota a Gilbert Álvarez, que durante toda esta etapa corrió de un lado para otro. Argentina jugaba a gusto y placer y como el gato con el ratón ante un indefenso equipo boliviano que no hacía pie en la cancha.

En la media hora de juego, Messi ingresó al área chica y fue derribado por Diego Bejarano. El juez cobró penal  que fue transformado por el astro argentino con un remate a la izquierda de Lampe.

Sobre los 41 minutos, Agüero metió un balón en profundidad, la defensa nacional estaba dormida y Messi ingresó solo y puso la pelota por encima de Lampe para el tercero y comenzaba la goleada.

En el complemento, Argentina hizo una pausa en su juego y dejó salir un poco más al equipo boliviano que se acercaba tímidamente al arco defendido por Franco Armani.

 Un buen taco de Chura descolocó a su marcador, Justiniano se fue hasta el fondo y envió un pase retrasado para que Erwin Saavedra convierta el descuento en el minuto 15. 

El tanto despertó a la Argentina que nuevamente imprimió velocidad en ataque y Lautaro  Martínez aprovechó una serie de rebotes en la defensa para marcar el cuarto de la noche.

Messi y compañía buscaron un marcador más amplió en la parte final, pero apareció nuevamente la figura de Carlos Lampe para evitar que el marcador sea más abultado, tal como pasó con los otros rivales.

La Selección está sin rumbo, no sabe a qué juega en condición de visitante. Lo de Paraguay y Chile fue un golpe de suerte, pero no pinta bien el asunto para las eliminatorias que vuelven  en septiembre.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

9
38

Otras Noticias