Reaves, Choque y el amor a la camiseta, las armas de Bolivia

El equipo nacional buscará avanzar a segunda ronda en dos choques con el conjunto ecuatoriano. En 2018 ya se logró superar a este combinado.
lunes, 7 de junio de 2021 · 05:00

Juan C. Toro / La Paz

El estadounidense-boliviano Joshua Reaves, Armando Choque, basquetbolista nacional que juega en España, además del amor por la camiseta son las armas de la selección nacional de baloncesto para superar el preclasificatorio al Mundial Filipinas-Japón-Indonesia 2023. En  esta etapa el rival del equipo nacional es Ecuador.

El primer partido se disputará este sábado 12  en Tarija, en el coliseo Guadalquivir, la revancha será la siguiente semana, miércoles  16,  en suelo ecuatoriano. Los dos  llegan de un nivel superior, ya que el primero es profesional, jugó en la NBA con los Mavericks de Dallas y el segundo está en el básquetbol universitario en Madrid.

Una escena  del amistoso de Bolivia en la ciudad de Potosí.
Foto:Archivo / Página Siete

“Este tipo de jugadores ayudan mucho. Desde 2014 buscamos a basquetbolistas de padres bolivianos en el exterior y encontramos a Choque y Reaves”, dijo el entrenador Giovanny Vargas.

Añadió que ellos se complementan con una gran camada de deportistas, por lo que considera que el país tiene chances de avanzar a la segunda ronda, en la que  se mediría con Chile, El Salvador y Paraguay.

“La selección de Bolivia juega por el amor a la camiseta, siempre fue así y queremos mantener esa mística”, resaltó el presidente de la Federación Boliviana de Baloncesto, Juan Luis Coronado.

Vargas recordó que el equipo pasó esta ronda en 2018, cuando superó en casa a Ecuador por 78-51 y cayó como visitante por un ajustado 81-76. 

“En la siguiente fase, en Colombia, jugamos con el local, Paraguay y Guyana. Perdimos la clasificación a tercera ronda ante la albirroja por dos puntos. Pero creemos que este es el momento cúspide porque llegamos con la experiencia”, reforzó el entrenador.

 Considera que la falta de ritmo puede ser un factor en contra, ya que después de que se levantaron las restricciones por la pandemia de la Covid-19 los jugadores no tuvieron acción.

“El equipo juega más de ocho años y esperamos que   sea el cierre de un ciclo y con broche de oro, porque ellos pelearon sin pedir un centavo”, remarcó.

Explicó que con Reaves “se gana mucho en ofensiva porque tiene buen lanzamiento de tres, salto, potencia para llegar al aro, es fuerte y solidario, le gusta jugar con el equipo”.

“En defensa ayudará.  Es el mejor defensor en la Liga de Pensilvania”, añadió Vargas.

La selección tiene cinco días para afinar algunos detalles antes del encuentro. El entrenador anunció que se trabajará en las rotaciones, algo en lo que fallaron en los encuentros de preparación.

En tanto, el dirigente Coronado confirmó que la siguiente etapa será en Chile, donde el equipo nacional tendría que medirse con el local, Paraguay y El Salvador.

“Como en todo deporte, vamos paso a paso. Primero queremos avanzar esta etapa y necesitamos el apoyo de todos”, aseveró.

Anunció que la gente podrá apoyar al seleccionado y para ello se habilitará el 40% de la capacidad del coliseo Guadalquivir por las restricciones de bioseguridad.

“Vamos a salir adelante. Lo que queremos es que la gente disfrute con su selección y el nivel del baloncesto”, indicó.

Las entradas se pondrán a la venta desde este lunes con precios de 100 y 150 bolivianos.

Luego del encuentro el equipo se quedará en la burbuja sanitaria a la espera de la revancha, que será la siguiente semana en Ecuador.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

10

Otras Noticias