Hugo Estrada, un hombre que puso en alto el nombre del deporte paceño

Jugó en filas de The Strongest y Universitario, pero también brilló en el atletismo. Cayó preso en la Guerra del Chaco, los soldados paraguayos se jactaban de haberlo capturado por su valentía.
sábado, 17 de julio de 2021 · 05:00

Marcelo Ramos /  Historiador

En un nuevo aniversario de la Revolución del 16 de julio de 1809,  recordamos  a uno de los  emblemáticos   deportistas  que nació en esta tierra. Víctor Hugo Estrada Cárdenas ha sido considerado el representante del deporte  boliviano de su época. 

Nació en La Paz el 18 de abril de 1902. Su padre don Manuel Estrada fue uno de los pioneros en la difusión del fútbol en la urbe paceña; jugó en el plantel de The Bolivian Rangers Foot ball Club, en 1901. 

Estrada comenzó vistiendo la casaca del plantel  Red Points durante  el primer torneo escolar auspiciado por La Paz Foot ball Association en 1915. A los 11 años de edad se inscribió en los registros del club The Strongest, en el que se destacó hasta ser el capitán.

  Como  militar asistió a la Guerra del Chaco.
Foto:Marcelo Ramos

En 1918  ingresó al Colegio Militar. Pocos años después egresó del mismo establecimiento con el grado de subteniente. Conmemorando el aniversario patrio del 6 de agosto de 1926 fue convocado para el primer torneo nacional de fútbol que se realizó en la ciudad de Sucre. 

En  1927 incursionó en el plantel de Universitario de La Paz. Prosiguió su aporte deportivo en 1928, al participar en el comité deportivo de la asociación paceña de fútbol. Asimismo, a mediados  de ese  año, compitió en  el quinto torneo atlético  del Ejército que se realizó en el Hipódromo Nacional.  A este evento acudieron 254 concursantes  que representaron a 15 instituciones militares. 

Las pruebas más llamativas fueron las carreras de 100, 200 y 800 metros planos. En el puntaje final se destacaron  Hugo Estrada, Humberto Ortega y Germán Busch; este último asumió  posteriormente el mando de la Nación.

Igualmente, finalizando el torneo futbolístico local de ese año, Deportivo Militar obtuvo el título del campeonato paceño. Los principales artífices que le dieron el premio fueron: Casiano Chavarría, Rosendo Bullaín, Mario Alborta y  Estrada, quien dirigía al equipo.

A escasos días de ascender al grado de  teniente, en mayo de 1929, formó parte del tercer torneo atlético de Lima,  Perú. Por primera vez, los corredores bolivianos participaron en  este sudamericano. Hugo Estrada compitió en los 400 y 800 metros, destacándose como uno de los buenos corredores. 

Estrada  fue una figura de The  Strongest.
Foto:Marcelo Ramos

De retorno al país, nuevamente defendió los colores de la  “U” y  llegó a la instancia final, ante su digno adversario The Strongest. El certamen terminó en  septiembre de 1929. El cuadro estudiantil ganó por tres goles a dos. Como muestra de caballerosidad, Mario Alborta cedió su medalla a su compañero Hugo Estrada. Una lesión le impidió jugar el partido final. 

En agosto de 1931, Estrada subió al grado de capitán. Hasta ese momento formó parte en las competencias locales, nacionales e internacionales. De los escenarios del balompié, Estrada pasó a las candentes arenas del Chaco. Participó en el Destacamento 105, cayó herido por siete proyectiles, fue recogido por el adversario y tomado prisionero. 

Un parte de sus captores, conocido en Bolivia,   fue dramáticamente expresivo: “El Paraguay se honra – han dicho desde Asunción en dar asilo al Capitán Estrada, valiente hasta la eternidad. Al frente de varios soldados combatió hasta el último instante”.

Repatriado, fue destinado a Puerto Siles, departamento de Beni. En dicho lugar se contagió de una enfermedad tropical, lo que produjo su fallecimiento lamentable. Ello ocurrió el 19 de abril de 1940. Por tren llegaron los restos del destacado servidor de la Patria a la Estación Central. Asistió un gran número de personas  para recibir el cuerpo del    cultor de la educación física y del deporte.

El 21 de abril, multitudinaria concurrencia formada por elementos de las diversas esferas sociales   dio el último adiós a su destacado representante. En el trayecto fúnebre estuvieron presentes el presidente,  Enrique Peñaranda, y varias autoridades de Estado. 

 En el Cementerio General dio las palabras de despedida el notable canónigo Felipe López Menéndez. Un clarín del Ejército hizo escuchar sus notas y fuera del lugar sagrado se escucharon las descargas de reglamento.

A pocos días de su fallecimiento, producto de la iniciativa de varias organizaciones deportivas, entre ellos los matutinos de prensa y centros culturales, se solicitó  ante los representantes del Gobierno, que la principal vía de estadio Hernando Siles llevara el nombre de Hugo Estrada Cárdenas. Puesto que con esta designación se rendiría un merecido homenaje al emblemático deportista. La solicitud fue felizmente atendida a este pedido.

El militar, que recibió varias medallas, sobresalió en el campo deportivo y en la disciplina militar. Valeroso personaje en la historia deportiva paceña y nacional.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias