Minuto 90

FBB, lo que está mal

lunes, 19 de julio de 2021 · 05:00


 Ramiro sánchez  El Panamericano Deportivo

Con una victoria y dos derrotas, la selección boliviana de baloncesto quedó eliminada del preclasificatorio al mundial de esta disciplina, cuadrangular que se llevó a cabo en Santiago de Chile.

Los pupilos del entrenador Giovanny Vargas dejaron en alto el nombre del país, en un deporte en el que, históricamente, Bolivia no tuvo participaciones sobresalientes en el concierto internacional.

 Con tantas precariedades y maltratos por parte de la Federación Boliviana de Basquetbol -como lo denunció el entorno de Josh Reaves-, la actuación de nuestro seleccionado es doblemente meritoria y, por ello, despertó la admiración del país en su conjunto, como no ocurría en muchas décadas.

Fue a partir del abandono momentáneo a la selección del ex-NBA que se destaparon muchos problemas, como las incomodidades que sufrieron los jugadores al ser alojados en un coliseo en Tarija, o las deficiencias en la alimentación, entre innumerables fallas de la organización. Posteriormente, vendrían nuevas polémicas, como el viaje a Chile sin el asistente técnico y el kinesiólogo por “limitaciones en el presupuesto” -según se indicó-. Conocido este problema, varias personas se ofrecieron a solventar estos pasajes, pero, por un descuido, los miembros del cuerpo técnico no fueron incluidos en la burbuja sanitaria.

Lo irónico es que el presidente de esta federación, Juan Luis Coronado, asumió la posta dejaba por el actual presidente del Comité Olímpico Boliviano; es decir, había un nexo directo para gestionar -por lo menos- un apoyo logístico, que brinde las condiciones mínimas de preparación. Ante tan bochornosos actos, corresponde que desde las asociaciones departamentales se impulse el llamado a un congreso extraordinario, a fin de que los directivos de la FBB rindan cuentas de lo ocurrido y, de ser necesario, se den cambios en su cúpula principal.

 Hasta el momento, estas autoridades brillan por su ausencia.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

8
2