Sadiku, el musulmán que vivió «todas las cosas malas»

El delantero albanés se despidió ayer de la Academia. En su estadía sólo anotó dos goles. Vivía solo en la sede de Gobierno. Se enfermó y se deprimió.
miércoles, 28 de julio de 2021 · 05:04

Paola Calle  / La Paz

“Me pasaron todas las cosas malas”, resumió Armando Sadiku. Al dejar el  estadio Libertador Simón Bolívar, fracasó en su intento de disimular su tristeza.  Ayer, el albanés se fue con pena y sin gloria. El musulmán llegó en enero con el cartel de figura y se fue  con sólo dos goles anotados. 

“Ya está. Se acabó”, enfatizó.   “Me enfermé. Nunca estuve al 100%”, justificó. Ayer se presentó  en el entrenamiento pero  ya no se puso la indumentaria celeste. El  jugador se despidió  y cuando acabó la práctica, agradeció a sus compañeros por el apoyo y el cariño. Álex Granell, Álvaro Rey, Jairo Quinteros y Alberto Guitián, sus compañeros más cercanos, le desearon lo mejor.

 Sadiku vivía solo en La Paz, su familia está en Alemania, eso desde luego también le afectó  al jugador. El delantero  agradeció al equipo, aseguró que siempre los llevará en el corazón.

 “Todos son muy grandes compañeros, como hermanos para mí, me han acogido muy bien, los primeros días me he sentido como en casa, la gente también muy buena, pedían goles como tal, pero eso es normal, a la afición que ha hablado mal de mí, le pido disculpas”, manifestó el delantero.

Vivió una odisea desde su llegada, adaptarse al cambio en su alimentación le complicó bastante, se enfermó del estómago; por la seguidilla de partidos  en abril no cumplió con el Ramadán, tradición  musulmana, lo que lo dejó con mucha pena. 

La ausencia de goles y presión de la hinchada lo golpeó anímicamente, las cosas no le salieron. “Digo la verdad, a mí me afectó mucho la altura, nunca me adapté aquí, me han pasado todas las cosas malas, me enfermé, nunca he dado de mí el 100%, por eso me da pena, Bolívar es un gran club, espero que salgan campeones, siempre me los llevaré en el corazón, me quedo mal porque no he dado todo, pero ya está, se acabó”, expresó a su salida de Tembladerani,

Sadiku jugó 14 partidos, ocho de ellos en torneo internacional, Copa Libertadores, Copa Sudamericana y seis en el torneo local; acumuló 738 minutos de juego, sus únicos goles fueron ante San José en Oruro. El albanés espera volver en algún momento, “son cosas del fútbol”, dijo.

Agradeció al presidente Marcelo Claure y a la dirigencia celeste. “Rompimos el contrato, me da pena que no he podido dar todo aquí, digo las gracias al presidente, a los dirigentes que han confiado en mí en todo este tiempo, me despido de mis compañeros, ya me voy”, apuntó.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

72
60

Otras Noticias