El español Alcaraz se planta en cuartos del Abierto con récord de precocidad

lunes, 6 de septiembre de 2021 · 05:00

AFP / Nueva York

Dos días después de su exhibición ante el candidato Stefanos Tsitsipas, el tenista español Carlos Alcaraz se plantó a sus 18 años en los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos superando otro desafiante partido ante el alemán Peter Gojowczyk.

Alcaraz es el tenista masculino más joven en alcanzar los cuartos del US Open en la era Open (desde 1968) y, hacia atrás, el más precoz desde el brasileño Thomaz Koch en 1963.

"Son buenos datos, impresiona un poquito", dijo el español sobre su logro. "Pero esto no significa nada si luego no llegas a donde han llegado los mejores de la historia".

"Soy un chico ambicioso que siempre quiere más", se describió. "Realmente no esperaba estar en unos cuartos de final aquí pero creo mucho en mí y en como estoy jugando".

Si ante Tsitsipas resolvió en un 'tiebreak' de infarto, este domingo Alcaraz fue capaz de remontar por dos veces a Gojowczyk para vencer por 5-7, 6-1, 5-7, 6-2 y 6-0 en tres horas y 31 minutos de juego.

El talento y la audacia de Alcaraz han conquistado al público de Flushing Meadows, que le apoyó en los momentos más difíciles del partido cuando, con desventaja de dos sets a uno, tuvo que recibir tratamiento en su muslo izquierdo.

"En los primeros sets pensé que había llegado a mi límite físico y mental. El público fue muy muy importante para mí en esa situación", reconoció Alcaraz, quien venía de batallar durante más de cuatro horas el viernes contra Tsitsipas.

- Duelo minado -

Convertido en la gran esperanza del tenis español para el futuro post-Rafa Nadal, a Alcaraz le esperaba el domingo un duelo minado ante un rival, Gojowczyk, cuyo juego no pareció acorde a su lugar 141 del ranking ATP.

Sobreviviente de la ronda clasificatoria, el alemán amenazó durante cuatro sets con frenar el ascenso a los cielos tenísticos de Alcaraz, situado en el puesto 55 mundial y subiendo.

El español arrancó como un vendaval y, con el viento a favor de la hazaña del viernes, encadenó dos rupturas de servicio seguidas.

Gojowczyk, veterano de mil batallas, supo cambiar el ritmo del partido y aprovechar la impaciencia que mostró ocasiones Alcaraz para dar el golpe en el primer set.

El ex jugador Juan Carlos Ferrero, entrenador de la joya, se llevó los índices a las sienes para pedirle concentración.

Alcaraz se arremangó y se llevó la segunda manga y quebró en el primer juego de la tercera, con el público del Grandstand llevándolo en volandas.

El rocoso Gojowczyk, sin embargo, no había dicho la última palabra y aprovechando varios errores clave de Alcaraz se volvió a poner por delante en el marcador.

Tras recibir la atención médica, Alcaraz tuvo un momento de inflexión al romperle el servicio a Gojowczyk en el cuarto juego después de cinco intentos.

El público alentaba al intrépido joven y, cerca de perder el cuarto set, fue Gojowczyk quien pidió también tratamiento en su pierna izquierda.

Alcaraz llegó con todo el impulso a la última manga y el alemán, aunque maltrecho físicamente, resistió en pista hasta la última pelota.

El siguiente desafío del español será el canadiense Félix Auger-Aliassime, otro tenista que bate marcas de precocidad y que en la noche del domingo batió al estadounidense Frances Tiafoe en cuatro sets.

Auger-Aliassime, decimoquinto del ranking de la ATP, es con 21 años el jugador más joven en clasificar a los cuartos de final de dos torneos de Grand Slam consecutivos desde el argentino Juan Martín del Potro en 2009.

En caso de victoria, el español podría enfrentar en unas hipotéticas semifinales al ruso Daniil Medvedev, segundo sembrado.

"Vengo con bastante confianza. Confío en mí y estoy jugando a un muy buen nivel", subrayó Alcaraz, que trata de cuidarse de la euforia que ha despertado en su país su irrupción en este torneo.

"Sé que en España se habla mucho de mí", señaló. "Pero intento no pensar en eso y solo concentrarme en cada día que esté en Nueva York".

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos