Serrano lleva 12 años en el básquet, al que llegó gracias a su abuela

Diario de un basquetbolista: historia de Byron, el alero con un solo brazo

El cruceño de 19 años juega en el club Orcas. “No soy diferente a nadie. Me siento igual a todos”, resalta el estudiante de medicina que cosecha aplausos cada vez que salta a la cancha del Parejas.

Campeones
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - lunes, 16 de mayo de 2022 - 5:00

Cuando sale del túnel se deja envolver por las luces del coliseo. Puede ser perfectamente una metáfora de su vida. Toma el balón luego de un rebote. Hace una asistencia. “La gente se vuelve loca”. Byron Serrano debuta en primera de honor. “Es como jugar en la División Profesional del fútbol”, ilustra el alero al que le falta el antebrazo derecho y le sobra talento. Con una mano puede dejar atrás a cualquier rival.

“La gente quiere verlo a él”, cuenta Luis Arias, director técnico del club Orcas, de la Asociación Cruceña de Básquetbol. Serrano es una de las figuras del equipo. Cada uno de sus triples promueve el griterío del público en el teatro de sus sueños, el Gilberto Parejas.

Orcas se impone por 92-52 a San Ignacio. Byron sella un estreno de ensueño. “No soy diferente a nadie. Me siento igual a todos. A veces me siento más, visualmente”, aclara el joven de 19 años con la misma seguridad con la que hace dos años decide dejar su natal Camiri para instalarse en la gran ciudad. “Vine a estudiar a Santa Cruz y se me dio la oportunidad de entrenar y jugar en Orcas, ahora puedo jugar en primera de honor”, explica.

Su juego impresiona. “Es admirable verlo jugar. Yo lo admiro porque es un deportista nunca antes visto”, se asombra el entrenador que vive un hecho inédito en sus dos décadas en el oficio.

Por la abuela

“Nací sin un brazo”, cuenta Byron Serrano (3 de noviembre de 2002). Elige envolverse entre las luces y siempre salir del túnel. Desde niño siembra el positivismo heredado de su abuela: “Me decía que piense en positivo. Una discapaciondad no hace menos a las personas. La gente debe pensar en positivo y hacer lo que quiera hacer, sin límites”.

Está aquí gracias a ella. “Me decía que tengo que jugar básquet, no otro deporte”. El joven relata y celebra sus 12 años entre canastas y coronas.

“En primaria gané un título de los Juegos Plurinacionales. Cinco veces fui elegido como mejor jugador y tres veces como mejor encestador”, destaca el cruceño que combina su pasión por el básquet con los libros de medicina.

Cursa el segundo año de la carrera de medicina, en la Universidad Gabriel René Moreno. “Mi familia me ayuda con los gastos”, destaca el alero con un asombroso éxito a pesar de su limitación física.

“Es un jugador muy inteligente. Lee mucho el juego, corre mucho en el campo. Defiende fuerte y tiene buen tiro exterior”, describe el técnico Arias, que está ansioso por ver el segundo partido de Byron en el baloncesto cruceño, hoy.

“En cada partido anota tres o cuatro triples. No es de relleno. Puede jugar a un alto nivel”, augura el director técnico. Byron está listo para encender sus luces.

7
años tenía Byron Serrano cuando su abuela le sugirió que practique básquet. Lleva 12 años entre canastas y títulos.
“Tiene muchas condiciones. Esperamos que se quede muchos años en el club”.
Luis Arias, DT de Orcas
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS