“En Bolivia, después de 25 años, seguimos siendo ídolos”

La Confederación convocó ayer a una treintena de exjugadores y DT para hablar del presente y futuro del fútbol en Sudamérica.

Campeones
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - jueves, 18 de mayo de 2017 - 0:00

Página Siete  y AFP

 "Después de 25 años seguimos siendo los ídolos. Para mí es hermoso pero al mismo tiempo es triste”. Con esa frase, Marco Antonio  Etcheverry resumió la situación del fútbol boliviano. Contó que  pidió asistencia y asesoramiento para mejorar el balompié del país.  

El  exfutbolista fue una de las exfiguras  de la región  que participó en el simposio global de la Conmebol  que se cumplió ayer en Asunción sobre ejes de acción para dar inicio a una remontada del fútbol de Sudamérica, que en las últimas décadas perdió terreno ante el europeo.
 
 Etcheverry dijo que  en Bolivia, después de la generación del 93 que  clasificó al Mundial EEUU 1994, no volvió a producir nuevas conquistas.

 La Confederación, en una profunda reestructuración desde principios de 2016, convocó ayer  a una treintena de jugadores y técnicos para un simposio global sobre el presente y futuro del fútbol en Sudamérica.

"Es la primera vez en 45 años que nos convocan para hablar de fútbol”, dijo Carlos Alberto Parreira, entrenador de Brasil campeón en Estados Unidos 1994. En Sudamérica "se habla de fútbol desde hace 100 años. Estamos en un muy buen momento para refundar” la Conmebol, dijo el presidente de la institución, Alejandro Domínguez, al dirigirse a los invitados, entre los cuales se encontraban los argentinos Gabriel Batistuta y Nery Pumpido, los brasileños Mauro Silva y Paulo Sergio, el argentino-francés David Trezeguet, el colombiano Carlos Valderrama, el boliviano  Etcheverry, los paraguayos Roque Santa Cruz y Raúl Vicente Amarilla y los peruanos Héctor Chumpitaz y Nolberto Solano, entre otros. 

Bajo la consigna "Creer en grande”, los exjugadores fueron convocados "para aportar su historia, conocimiento y experiencia sobre el fútbol como protagonistas de primer nivel en el mundo de la pelota”. "Es importante compararse con Europa”, dijo Domínguez en un discurso poniendo en relieve que si Uruguay, Argentina y  Brasil ganaron Mundiales en representación de Sudamérica (9 títulos entre los tres), los clubes no supieron mantenerse a la altura de los equipos europeos, con los cuales se midieron cabeza a cabeza por décadas. 

Mientras la UEFA creaba la súper competitiva y lucrativa Liga de Campeones, la corrupción gangrenaba las instituciones sudamericanas, afectando el nivel de recursos de los clubes y precipitando la fuga de talentos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS