El seleccionado boliviano visitó el Colegio Militar

La Verde armada del Emperador

Los jugadores visitaron el Colegio Militar y practicaron el tiro con fusiles.

Campeones
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - viernes, 02 de octubre de 2015 - 22:25

Juan C. Toro  / La Paz
La de ayer fue una mañana diferente para los integrantes de la Selección nacional. No hubo labor física, tampoco trabajo futbolístico, pero sí un encuentro con la historia y el civismo.
  Como se había planificado, los integrantes del equipo se trasladaron al Colegio Militar, en la zona de Irpavi. Ahí, oficiales y cadetes de la casa de estudios militares les dieron un gran recibimiento, algo que emocionó a más de un futbolista del seleccionado.
Un callejón humano, formado por los militares, recibió a los futbolistas e integrantes del cuerpo técnico, quienes recibieron el saludo del coronel Roberto Ponce Espinoza, director de la entidad, quien les habló de lo que significa defender los colores del país.
"Los cadetes tienen la misión de defender la soberanía nacional y la Selección los colores de la patria, son diferentes escenarios pero el mismo honor”, aseveró.
 El comandante les recordó a los futbolistas que no sólo juegan ellos en el terreno de juego, sino que 10 millones de personas están detrás de ellos, quienes recordarán las hazañas que se logren en el terreno deportivo.
"En la vida y la Selección no existen derrotas porque durante los partidos entregarán todo y eso es una victoria”, remarcó.
El DT Julio César Baldivieso agradeció el recibimiento en la casa militar, "este apoyo  es la mayor motivación y civismo para los jugadores”.
Posteriormente se entonó el himno nacional. El entrenador se encargó de izar la bandera nacional, lo acompañaron Edward Zenteno y Daniel Vaca con los emblemas patrios, mientras militares, jugadores y asistentes a la jornada entonaban las notas del himno boliviano.
Cerrado el acto, la comitiva se trasladó al museo, donde aprendieron algo más de la historia nacional con un video relacionado con la Guerra del Chaco.
No fue todo. Los cadetes de COLMIL tenían una sorpresa para el equipo y fue una dramatización de la Defensa de Villamontes, en la que se demostró el patriotismo de los soldados que murieron en esa batalla.
Se recordó a Bernardino Bilbao Rioja, comandante del ejército en esa época y que tuvo a su cargo la defensa del territorio del Chaco boliviano.
 El mensaje de la dramatización fue claro, el patriotismo, algo que quedó grabado en la mente de los futbolistas  que incluso grabaron en sus celulares toda la escenificación.
"Es algo que muchas veces pasamos por alto, pero tiene que estar grabado en nuestros corazones”, afirmó Jhasmani Campos.
La obra se cerró con un "viva Bolivia” y la banda militar dejó escuchar los sones de la cueca Viva mi patria Bolivia.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS