En el inicio del nuevo ciclo de Gustavo Costas

La Verde cae ante la fuerza y contundencia de Senegal

Dia y Sadio Mané, el del Bayern de Múnich, anotaron los dos goles con los que el campeón de África venció a la Selección.

Campeones
domingo, 25 de septiembre de 2022 - 0:00

La Selección nacional inició el nuevo ciclo de Gustavo Costas –con Pablo Escobar al frente- con una derrota ante Senegal por 0-2, lance en el que volvió a evidenciar los errores defensivos del pasado. En un marco absolutamente visitante, porque el estadio de la Source estaba con la totalidad de hinchas senegaleses, mientras un grupo reducido apoyó a Bolivia, se evidenció la hegemonía de los africanos ante la Verde, porque ayer lograron la segunda victoria en dos encuentros jugados a la fecha.

La presión de los senegaleses, sobre todo en el primer tiempo fue “asfixiante”, no dejaron pensar a los nacionales, como cuando hacen frente a los partidos por el torneo local.

El plantel nacional pareció confundido en el primer tiempo, situación que se evidenció cuando Justiniano despejó mal un balón, éste llegó donde estaba Bejarano quien no pudo dominar y perdió ante su rival senegalés; la pelota llegó a los pies de Dia, quien no dudó para rematar al arco de Lampe, que se desubicó porque el esférico chocó en Jusino y se desvió con destino al fondo de las redes (3’). Fueron los peores momentos de la Verde, perdía el balón bastante rápido y no podía progresar en ataque. Carlos Lampe “agigantó” su figura, y respondía cuando fue requerido. Bolivia muy tímidamente intentó con Jaume Cuéllar y Marcelo Martins. La Verde se paró mejor cerca de los 30 minutos, se tranquilizó y tomó mejor la marca; Mané, el del Bayern de Múnich, no podía generar peligro. Pero, a los 41 minutos demostró cuán letal y peligroso es, buscó el balón en acción ofensiva, chocó con Lampe, y, el árbitro pitó penal. Y, a los 43’, fue el mismo Mané el que anotó con clase, engañando por completo a Lampe que se tiró a su izquierda. Con el 2-0 a favor de Senegal, terminó el primer tiempo. La segunda etapa fue diferente, los africanos se tomaron un respiro, Bolivia intentó adelantar líneas, pero no tuvo la fuerza suficiente como para llegar con peligro al arco senegalés. Martins, con un derechazo, intentó generar peligro, lo mismo Jaume, pero el gol no llegó a ambos arcos.

51
partidos en el arco de la Verde sumó Carlos Lampe e igualó la marca de Carlos Leonel Trucco.

Mensaje de Página Siete

El periodismo independiente es uno de los pilares de la democracia porque al fiscalizar a los poderes del Estado se logra una Bolivia más justa.

Suscríbete a Página Siete, es una buena causa.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS