Una ministra belga luce el brazalete “One Love” al lado de Infantino

Una ministra alemana también estuvo en las gradas luciendo el brazalete inclusivo.

Campeones
AFP
Por 
Doha - jueves, 24 de noviembre de 2022 - 7:52

La ministra belga de Relaciones Exteriores, Hadja Lahbib, lució el brazalete inclusivo “One Love” en las tribunas durante el primer partido de su país en el Mundial-2022, el triunfo 1-0 de este miércoles sobre Canadá.

Siete selecciones europeas, entre ellas Bélgica, querían lucir ese brazalete, pero las amenazas de sanciones por parte de la FIFA motivaron que dieran marcha atrás.

Hadja Lahbib estaba en el palco de honor del estadio del Bélgica-Canadá junto al resto de autoridades, entre ellos el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

“Gianni Infantino me explicó por qué había decidido no permitir a los Diablos Rojos llevar el brazalete One Love, según las reglas de la FIFA. Esas reglas no se aplican en las gradas, me quité mi chaqueta y mostré mi brazalete”, explicó a la televisión francófona belga RTBF.

“Creo que se trata de un gesto fuerte simbólicamente, que Bélgica tenía que dar ese mensaje. Sé que Eden Hazard (el capitán de Bélgica) hubiera querido llevarlo en el campo”, añadió.

El gobierno belga no contemplaba inicialmente una representación oficial en el estadio hasta unas eventuales semifinales, pero Hadja Lahbib insistió en ir allí en el inicio del torneo y tener “conversaciones francas” con la diplomacia catarí y “defender los derechos humanos”.

En otro partido de este miércoles, los jugadores titulares de Alemania se llevaron la mano a la boca simulando un gesto de mordaza durante la foto oficial del equipo en los momentos previos a su duelo con Japón (triunfo de los asiáticos 2-1). Aparentemente se trataba de su forma de denunciar lo ocurrido con el brazalete y un gesto simbólico en contra de la postura de la FIFA.

La ministra alemana del Interior, Nancy Faeser, también estuvo en las gradas en el partido de su selección luciendo el brazalete inclusivo.


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS