Crónica

Liliana Carrillo Periodista
martes, 15 de octubre de 2013 · 21:23

"Lloradme ausente pero no perdida”

"Lloradme ausente pero no perdida”. Ése, el epitafio de Adela Zamudio, presagió el legado de la escritora que se reivindica como la  "primera voz femenina de la literatura de América Latina”, según dejó en claro Luís Cachín Antezana en la presentación de Los cuentos de Adela Zamudio.
Lanzada en la FIL, como parte de la colección Letras Fundacionales de Plural, esta edición al cuidado de Virginia Ayllón recopila 17 cuentos y alegorías de la autora de Íntimas, obra incluida ya entre las 15 novelas fundacionales de Bolivia.
"La figura de Adela Zamudio se ha fosilizado en su propia mitología. Lo que esta investigación busca es ponerla en su relevancia cabal”, dijo Virginia Ayllón, quien junto a  Antezana  presentó el año pasado un libro digital, con entrevistas, videoclips y fotografías históricas de la autora.
Adela Zamudio Ribero (Cochabamba,  1854-1928) fue una pionera. Profesora de dibujo (fue alumna de García Meza), fue una rebelde que se impuso a las convenciones de su época. La narradora y poeta dejó obras fundacionales como el poema Nacer hombre o la novela Íntimas pero hasta ahora no se había estudiado a cabalidad su amplia prosa recogida  en Cuentos breves y Novelas cortas, publicados a mediados del siglo pasado.
La edición de Los Cuentos requirió un arduo trabajo de investigación y selección de los textos, publicados en diversas versiones, en busca de la voz definitiva de la autora. "La escritura de Zamudio no es solamente romántica, es también modernista e incluso se puede advertir cierto realismo”, explicó Ayllón.
Con la publicación de Los cuentos, sumada a su novela, Zamudio se encumbra como referente literario continental y también como personalidad. "Fue una mujer dividida entre la lealtad a la palabra y todo lo que la vida le impuso. Se rebeló y pagó un precio: el de la soledad metafísica”, resumió Ayllón. Hoy, el legado de doña Adela está más cerca de los lectores.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
49

Comentarios