La película se estrenará este 5 de diciembre

Bellott debuta en el terror con un filme

Somos lo que somos es el nuevo filme producido por Rodrigo Bellott, en los Estados Unidos. Hace unas semanas, el cineasta cruceño estrenó la cinta en 200 salas de 20 ciudades de Estados Unidos.
sábado, 23 de noviembre de 2013 · 19:14
Anahí Cazas  / La Paz
Fue aclamada por los críticos de Cannes y conquistó al público estadounidense, que llenó las más de 200 salas en las que se proyectó.  We are what we are (Somos lo que somos), la película  que produjo el boliviano Rodrigo Bellott en Hollywood, llegará   la primera semana de diciembre  a  las salas del país.
 "Es una satisfacción  estrenar We are what we are  en Bolivia. Hace 12 años comencé mi carrera con  la película Dependencia Sexual, cuando tenía 24, ahora cumplo otro sueño: mi  incursión en la producción de una cinta en Hollywood”, confesó  Bellott  en una entrevista con Página Siete.
We are what we are     es un  remake de la  película mexicana Somos lo que hay, dirigida por Jorge Michel Grau. El filme narra la historia  de una familia de caníbales y  se estrenará en salas de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba, Tarija, Potosí y Sucre el 5 de diciembre.
Esta nueva adaptación es  dirigida por   Jim Mickle. Se  estrenó hace unas semanas en 200 salas de 20 ciudades estadounidenses, como Los Ángeles, Chicago, Nueva York  y  otros. La cinta    tiene como  protagonistas a Kelly McGillis, Ambyr Childers, Julia Garner  y Odeya Rush.
En mayo, el  largometraje fue proyectado en   la 66 versión  del Festival Internacional de Cine de Cannes. Según Bellott, fue la primera vez en la historia de este evento que se  incluyó un remake en la programación.
"El filme fue ovacionado en Cannes. La gente  aplaudió al finalizar la exhibición. Los espectadores decían que superó a la versión mexicana”,  relató la cineasta  Denisse Arancibia, quien  participó en el festival.
  El crítico de cine mexicano Sergio López Aguirre escribió  que We are what we are "es uno de los remakes hechos por Hollywood menos hollywoodenses  y más de autor que se hayan hecho en los últimos años”, se lee  el  portal www.cinepremiere.com.mx.
 
 
El cineasta boliviano abrió hace más de dos años su productora Bolivian Bold,  en Nueva York. Fue entonces cuando  decidió comprar  los  derechos del filme mexicano   y producirlo para el mercado estadounidense.
"Quería que mi primer proyecto como productor sea algo comercial y diferente. Vi  Somos lo que hay en  Cannes e inmediatamente pensé que era la oportunidad para hacer una versión en inglés”, contó.
Para este filme, Bellott se encargó desde elegir  al director  hasta conseguir el financiamiento para el rodaje. "Seleccioné a  los directores y los guionistas  más famosos  en el género del terror”, contó.
Pero ¿por qué una película sobre  caníbales? "Me llamó la atención la idea de hacer un  cine de terror inteligente, que no dejé de lado la parte   social y   política, pero que funcione comercialmente”, dijo.  
 

El  filme fue rodado en   Nueva York.   "En la cinta original eran unos jóvenes los que  tenían que seguir la tradición de la familia:  comer carne humana. Sin embargo,  nosotros cambiamos estos personajes por  mujeres, quienes le dan más fuerza a la historia”, explicó el cineasta.

 Bellott es considerado  el  cineasta  innovador del país

   Su  innovación en el uso de las nuevas tecnologías y su  creatividad a la hora de crear historias  son algunas cualidades  del trabajo  cinematográfico del  cruceño Rodrigo Bellott, coincidieron  dos expertos.
 
"Bellott es un cineasta innovador. En sus trabajos siempre busca explorar nuevos recursos técnicos. Por ejemplo, cuando realizó su primera película, Dependencia Sexual, utilizó la doble pantalla”, comentó Mela Márquez, directora de la Cinemateca Boliviana.
 Según Márquez, el director cruceño se caracteriza también  por explorar y utilizar las nuevas tecnologías. "Es un cineasta joven que  usa las nuevas herramientas para hacer el cine que ofrece el mundo actual”.
 
   Para el crítico de cine Pedro Susz, una de las cualidades de Bellott es  la capacidad que tiene en sus películas para explorar diversas temáticas.
  "Destaco su atrevimiento para explorar nuevos temas y formas narrativas, que fueron poco usuales en el cine boliviano”, comentó Susz.
 
 Según el experto, una de las películas  más destacadas  del cruceño es ¿Quién mató a la llamita blanca?
 "Una película que  tiene varios aportes a pesar del exceso autorreferencialidad en varias partes de la trama. Sin embargo, no deja  de ser un filme que tiene que ser visto y analizado por las nuevas generaciones”, aseguró el experto.
Bellott nació en 1979, en Santa Cruz. Es cineasta, fotógrafo y actor de teatro. En 1997 ganó una beca para estudiar cinematografía  en el Ithaca College, en Estados Unidos.
 Se tituló como licenciado en fotografía, artes visuales e historia del arte, se lee en el Diccionario Cultural Boliviano, del periodista Elías Blanco.
 Dirigió películas como Dependencia sexual (premio Fipresci en el Festival de Locarno, Suiza, en 2003), ¿Quien mató a la llamita blanca? (2006) y  Perfidia (estrenada en el Festival de Cine de Miami, en 2009).

 Puntos de vista

 Juan pablo richter Cineasta y productor
 "Fue ovacionada  en el Festival de Cannes”
We are what we are es una película  bien concebida en todos sus elementos. Por un lado, el  guión recompensa la paciencia exigida a los espectadores con una culminación narrativa que es placentera y justa.
Es justa con  el desarrollo narrativo de sus personajes y justa con las expectativas que genera en  quienes la ven. Por otro lado, la propuesta estética del filme crea una atmósfera delicada, pero  hostil, algo que es  propio de este  género.
La cinta  se va metiendo en situaciones psicológicamente terroríficas y lleva al espectador de la mano hasta el límite.  Se exhibió en el Festival de Cannes; la expectativa era alta, por las críticas recibidas en Sundance, y todas éstas fueron cumplidas. Al final de la película, los asistentes la ovacionaron por más de 20  minutos.

Denisse Arancibia Cineasta y productora
 "Es un remake que supera la versión original”
La versión  de We are what we are, producida por Rodrigo Bellott,  superó a  la película original porque es un  remake excelentemente realizado.
Es un destacado ejemplo del cine de género clásico. Tiene un impecable  trabajo de fotografía. Mantiene un estilo de actuación  clásico.
Me encanta la trama del filme porque explora el  canibalismo desde una mirada interesante, ya que narra la historia de una familia come carne humana  por cumplir los mandatos de  su religión.
 Bellott tuvo un destacado tino para elegir esta historia, ya que explora el tema del canibalismo desde la religión.
 El filme se caracteriza por el sello propio de Bellott, ya que, a pesar de ser una producción de Hollywood, mantiene su propuesta de hacer un cine pensado y que aborda un tema social fuerte.

 

 

 

 

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias