Tras el impasse entre los organizadores y el jurado de este año

Literatos ven confusión en la concepción del premio de poesía

Sugieren modificar el nombre del concurso y las bases de la convocatoria con el fin de evitar que el galardón sea declarado desierto, como ocurrió en 2012
sábado, 30 de noviembre de 2013 · 21:04

Carla Hannover  / La Paz
 Literatos  consultados por Página Siete consideran que hay una confusión en la concepción del  Premio Nacional de Poesía Yolanda Bedregal. El  certamen  nació con el fin de consagrar el trabajo de un autor, pero con el paso del tiempo se transformó en  un concurso de incentivo y promoción a las nuevas creaciones. 
Sugieren modificar  el nombre y las reglas del galardón para evitar problemas como el que ocurrió  este año,  en  el que el jurado designado por el Ministerio de Culturas renunció por considerar que ninguno de los trabajos enviados al concurso tenía la calidad para obtener el premio. Esto  llevó a las autoridades a aceptar la renuncia de este primer  tribunal y designar un segundo.  
"El nombre no es adecuado, debiera ser concurso nacional y no premio nacional porque un Premio Nacional es un reconocimiento a la obra y efectivamente ese premio consagra”, explicó Guillermo Mariaca,  doctor en literatura.
Para Rosangela Conitzer,  fundadora del galardón e hija de la poeta Yolanda Bedregal, cuyo nombre bautiza al premio,  este certamen   nació con el fin de consagrar el trabajo de los escritores. "No me parece que se premie un trabajo que un jurado idóneo considere que no  lo merece”, opinó hace unos días.    
Sin embargo,  Mariaca explicó que  por su convocatoria, el   Premio Nacional de Poesía Yolanda Bedregal y el de novela  tienen  el objetivo de promocionar la obra. "Los premios nacionales de esta segunda generación, si lo podemos ver así,  cambiaron su carácter. Ambos son premios de promoción literaria”, explicó.
Este año, la convocatoria al Premio Nacional de Poesía Yolanda Bedregal  sufrió una modificación. Impide al jurado declararlo desierto. Está reforma  se  realizó porque en la anterior edición, el  premio fue declarado desierto por primera vez  y los fondos del galardón se revirtieron.
 "Si no se entrega el galardón  hay serios problemas administrativos porque la institución tiene que devolver el dinero, si por segunda  o tercera vez se devuelve el dinero para el Ministerio de Economía y Finanzas significa que esa institución no tiene capacidad de gestión y se corre el riesgo de perder el incentivo”, señaló el escritor Homero Carvalho,  jurado de la anterior versión de  Premio Nacional de Poesía  Yolanda Bedregal.
¿Soluciones?     
La solución a la que llegaron este año fue la de aceptar la renuncia de un primer tribunal y extender la convocatoria para que tener más propuestas en concurso  y que un segundo jurado reevalúe los trabajos y designe un ganador que se conocerá a mediados del 2014. 
Sin embargo, para evitar estos contratiempos a futuro,  el  poeta Benjamín Chávez  sugirió la creación de  dos certámenes. "Tendría que haber un premio que reconozca la obra y un concurso. De ese modo el Yolanda Bedregal seria mas serio y prestigioso”, dijo.
Identificó  otras formas de premiar a las  mejores obras literarias. "Quizá   lo más adecuado  sea otorgar un premio a la obra publicada. Debería haber un comité que trabaje en coordinación con las editoriales de tal manera que el jurado tenga todos los libros que se han publicado en el año y que de éstos  se haga una selección y se le de un premio al que se considere el mejor libro”, opinó.
 Al igual que sus colegas, Carvalho también  sugirió modificar la convocatoria del certamen a fin de  evitar este tipo de problemas. "Debería ser un premio  a la obra publicada y así serían las cosas más de frente”, dijo. "Otra opción es convertir este premio en un concurso   para escritores noveles, que no tengan obra publicada, así la intensión de este premio sería la de  promocionar e incentivar la escritura”, indicó.
Asimismo. advirtió que en el país n o hay ninguna reglamentación que defina  el rango de un  premio nacional  o el de  un concurso nacional. "No hay una norma que regule estos certámenes. Cada institución es autónoma a la hora de definir sus concursos o premiso”, explicó.     
El Premio Nacional de Poesía Yolanda Bedregal se instituyó el año 2001. A lo largo de su trayectoria ganó prestigió por la calidad de las obras ganadoras.

 

 


   

60
1

Comentarios