Desde 2010 sus cuadros se exponen en Francia y España

Mamani, la artista andina que consquista Europa

A sus 28 años, la artista es una de las más destacadas de su generación. Su trabajo ha sido elogiado en importantes actividades del país y del exterior.
sábado, 07 de diciembre de 2013 · 20:05
Anahí Cazas  / La Paz
De niña Rosmery Mamani  pintaba en las piedras. Entonces sus dedos hacían de pinceles para dar forma a las olas del lago Titicaca y a las ovejas  que  pasteaba en la comunidad  Cajiata, ubicada en la provincia Omasuyos de La Paz.
De esas historias  pasaron más de dos décadas y ahora  Mamani, de 28 años, es considerada uno  de los talentos bolivianos más prometedores de esta década, pues con sus obras  la joven artista  ha conquistado el ojo de las bienales y galerías  del viejo continente. El más reciente premio lo recibió de la Bienal Internacional del Pastel, en España, donde se posesionó en   el primer lugar.
   "Vivo un sueño. He nacido en una comunidad del altiplano, donde mi destino más seguro era: arar la tierra, casarme y criar hijos. Pero, por azares del destino, logré ser artista”, comentó.
Para el director del Museo Nacional de  Arte,  Edgar Arandia, los trabajos de Mamani sobresalen   en Europa porque el arte contemporáneo cansó a la gente y en la actualidad buscan obras "más tradicionales” en técnicas como el pastel y la acuarela.  
Cuando él vio por primera vez un retrato de la artista   quedó impresionado "por su habilidad a la hora de  interpretar una fotografía con una técnica pulida”.   
 Las obras de la pintora  han recorrido  ciudades de Francia y España desde   2010, cuando  participó por primera vez en una exposición organizada por la Unesco,   en París. "Vendí todas mis  obras. En esa ocasión, recibí excelentes críticas”, indicó la artista.
Luego de esa experiencia y decidida a conquistar el viejo continente, Mamani   comenzó a enviar  imágenes de sus obras a varias convocatorias de arte en Europa. Fue así que en 2012 resultó  seleccionada para exponer en el Festival  Internacional du Pastel Ville de Feytiat y el de  Saint-Florent-leVieilm, en Abbaye (Francia).
Además, obtuvo importantes reconocimientos como el Segundo Premio de Pintura, en la categoría retrato de la Asociación de Pastelistas Españoles.
Ella considera que sus trabajos han llamado la atención en Europa,  porque retrata personajes cotidianos del país. Desde       ancianas,  mujeres y hombres aymaras  hasta  afrodescendientes, lustrabotas  y todo cuanto sus ojos captan en las calles de La Paz y El Alto. Más  allá de pintarlos, Mamani es capaz de retratar el alma de sus personajes. "Me    gusta pintar lo que transmiten a través de sus ojos”, mejor si es a través de las técnicas del pastel o la acuarela.


Una ganadora indiscutible
 Mamani no sólo ganó premios en Europa. Su primer galardón lo recibió a los 16 años, en  un concurso intercolegial de La Paz.  "Me sentí feliz, pero lo más irónico fue que a pesar de ser un certamen artístico gané una beca  para estudiar Contabilidad”, recordó.
Así se  convirtió en la artista de la escuela. "El director me pidió un retrato al óleo y me  pagó 50 bolivianos”, dijo.
También pintaba  a pedido. Ofertaba sus retratos a   cinco bolivianos.  Después de   graduarse,  del colegio, ingresó a la carrera de Auditoria de la Universidad  Pública de El Alto, en la que  permaneció hasta el tercer año. En ese trajín,  ganó una beca para estudiar Medicina en Cuba.
   "El 2005 fue un año determinante. Me enteré que había una Escuela de Artes en El Alto. Fue entonces que  decidí  dedicarme a la pintura”, contó.    "Mi papá me quitó  su apoyo, me dijo  que hiciera con mi vida lo que quiera”, relató. Se  inscribió a  la Escuela Municipal de Artes de El Alto y  conoció al   maestro Ricardo Pérez Alcalá. "Su llegada fue fundamental  en mi carrera”, aseguró.
Meses después de ese encuentro,  Pérez Alcalá tuvo que dejar la escuela por problemas de salud, pero seleccionó a cinco de sus mejores alumnos,   Mamani  fue una de ellos, para   darles talleres en su casa.
  "Rosmery es una artista completa. Maneja la técnica y  sabe  plasmar el alma que transmite la gente”, sostuvo en una ocasión  Pérez Alcalá.
La artista  es la mayor de cinco hermanos. Su mayor inquietud  es la de  ayudar a su familia, por ello cuando  ganó los 15.000 bolivianos del premio del Salón Pedro Domingo Murillo, en 2009, construyó su casa. "Mis papás estaban felices, porque antes sólo vivíamos en dos cuartos pequeños”, reveló.

Por ahora, Mamani  trabaja en una serie de cuadros que expondrá en Francia, en mayo del próximo año. Nuevos personajes habitarán sus retratos.

 

 Mamani conquistó el primer lugar con su obra Raza de Bronce II
 Es la primera boliviana en ganar la  Bienal  del Pastel en España

"Estoy feliz porque  he ganado otro premio para Bolivia. Competí con 105 artistas de más de 27 países y saqué el primer lugar”. Rosmery Mamani celebra su más reciente  galardón otorgado por la Galería Monticelli, en la  segunda Bienal Internacional de Pintura Pastel en España. Es la primera vez que una boliviana recibe este reconocimiento.
  La artista   fue elegida por su obra titulada Raza de bronce II, elaborada en la técnica del pastel. "Plasmé la imagen de un anciano que encontré en la calle. Cuando lo vi    me impactó su mirada. Sentía que me transmitía un sentimiento fuerte y le dije que quería pintarlo”, contó. Para la artista,  la imagen de este anciano  representa "al hombre andino que tiene la piel morena, casi color cobre, y a  los aymaras  trabajadores, llamados también raza de bronce”.
 Mamani fue una de las tres artistas latinoamericanas  seleccionadas para participar  en la bienal, que inició  el  22 de noviembre pasado en la sala municipal de exposiciones Trascorrales, en la ciudad española de Oviedo.
La creadora envió  dos  obras sobre personajes cotidianos del país. En la cita  participaron   105 pintores de  Francia,  Rusia, Turquía, Austria, Portugal, Costa de Marfil, Egipto, Inglaterra, Taiwán,  Hong-Kong, Ucrania, Holanda, Dinamarca, Alemania y España. Es organizado por la Asociación de Pintores Pastelistas Españoles.
Otros  artistas  que participaron   fueron  los españoles Alberto Piedra Fernández y Teresa González Hurst, conocidos por conquistar prestigiosos  premios internacionales, como el Annual Renaissance in Pastel 2013 (Francia).  

 


En abril de este año, la pintora conquistó el primer lugar en el II Concurso Virtual de Realismo, organizado también en  el reino de España.  
 

 Un talento consolidado

El curador del Museo Nacional de Arte, José Bedoya, sostuvo que "Rosmery tiene un virtuosismo en el manejo no sólo del pastel, sino también de la acuarela. Ha tenido por maestro a don Ricardo Pérez Alcalá y ella claramente sigue la línea de su maestro, basada en el trabajo constante”. "Es una de las acuarelistas más prometedoras de la nueva generación”, aseguró.
Coincide con el curador, el artista  plástico  Alfredo La Placa,  quien de igual forma  augura a  la artista un futuro exitoso.
"El hecho de que gane premios en varios países europeos  quiere decir que no nos hemos equivocado (Ricardo Pérez Alcalá y mi persona) en apostar por su trabajo”, afirmó.

Una vida  talentosa
Biografía Rosmery Mamani Ventura nació en 1985 en la provincia Omasuyos, del departamento de La Paz.
Estudios  En 2002 se inició  como retratista y paisajista de forma empírica. En 2005 ingresó al taller de Artes Plásticas de la Escuela Municipal de las Artes, en la ciudad de El Alto.
Estudios  Fue alumna del maestro Ricardo Pérez Alcalá, quien se convirtió en una de sus principales influencias.

Sobre   la artista
Reconocimientos  La joven artista obtuvo menciones en el Salón Municipal de Pintura Pedro Domingo Murillo, en La Paz, y el Salón 14 de Septiembre, en Cochabamba.
 Galardones Este año, Mamani logró el primer lugar en el II Concurso Virtual de Realismo, organizado en España. Además, expuso varios de sus trabajos  en dos festivales en Francia.

 

 

5
1

Comentarios