50 críticos seleccionaron los filmes desde 1930 hasta 2013

Expertos eligen las 12 películas fundamentales de Bolivia

El proyecto fue realizado por el Ministerio de Culturas y la Universidad Mayor de San Andrés. Se publicó un libro y un disco interactivo para colegios.
sábado, 6 de diciembre de 2014 · 19:44
Anahí Cazas  / La Paz
Por primera vez, un grupo de   50 expertos   y críticos del séptimo arte  se dio a la tarea de seleccionar las  12 películas fundamentales del cine boliviano  y que de alguna manera  todo ciudadano, apasionado del cine y de Bolivia,   debería ver.
La primera película   que encabeza   la lista es la cinta silente   Wara Wara, de  José María Velasco Maidana, estrenada en 1930. Luego  le sigue Vuelve Sebastiana, de  Jorge Ruiz (1953);   Ukamau, de  Jorge Sanjinés (1966), y    Yawar Mallku, de  Sanjinés  (1969).
Se suman a la lista las películas Chuquiago, de  Antonio Eguino (1977); Mi socio, de  Paolo Agazzi (1982), y  La nación clandestina,  de Sanjinés, (1989). También fueron elegidas Cuestión de fe, de  Marcos Loayza (1995);  Dependencia sexual, de Rodrigo Bellot ( 2003);  Lo más bonito y mis mejores años, de  Martín Boulocq (2005); Zona Sur (2009) y Ivy Maraey (2013), de Juan  Carlos Valdivia.
El responsable del proyecto, Guillermo Mariaca, explicó que  las  12 películas podrían ser consideradas como indispensables para acompañar y comprender nuestro recorrido por las imágenes de la nación durante todo el siglo XX.  "Las 12 son películas que producen disenso, que cambian los modos de producción del sentido social. Todas son películas que, desde una perspectiva boliviana, forman nuestra respuesta a la condición colonial que nos sigue constituyendo. Porque todas son, finalmente, imágenes de la nación”,  dijo    Mariaca, en el acto de presentación de los resultados y de la lista de los filmes elegidos.
  Sin embargo, varios cineastas y críticos consideran que  en la lista existen varias ausencias. "Me parece  que en este proyecto  (la   selección de las 12 películas)  falta, en todo caso, una película altamente representativa como es El Coraje del Pueblo, de Jorge Sanjinés y el grupo Ukamau”,  sostuvo el cineasta Diego Mondaca.   
 Al respecto, Mariaca sostuvo que las películas fueron elegidas  por su valor  estético y su  relevancia social. "De acá a  diez años, cuando los bolivianos veamos cine, la selección será obsoleta, o queden seis u ocho y algunas que son permanentes, como Vuelve Sebastiana, Wara Wara, pero hay otras que dejarán  de ser importantes”, acotó.    
 
 El proyecto, que comenzó el año pasado,   estuvo a cargo de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). Además, recibió el apoyo del   Ministerio de Culturas. En su primera fase, se limitada sólo a la selección de los filmes, pero se amplió  para incidir en el ámbito educativo.
 
Aparte  de la selección,  la iniciativa contempló la producción de un video  de presentación de la historia de los 12  filmes y una serie de   entrevistas  a los directores de esas  películas.  A  esa iniciativa se suma la  publicación del libro  Cine boliviano: historia, directores, películas.   "Este texto te permite reflexionar sobre la producción cinematográfica”, aseguró Mariaca.

También se presentó la elaboración de una malla curricular para la carrera de cine y producción audiovisual en la UMSA. Ante esa solicitud,  Waldo Albarracín, rector de la UMSA,  reconoció que la ausencia de esta carrera  es una de las  principales  falencias del sistema universitario.

500 páginas de historia del cine boliviano
Cine boliviano: historia, directores, películas es el   libro que acompaña este proyecto  y que reúne más de 500 páginas con  las reflexiones más importantes sobre el cine boliviano.   Según los responsables,  la obra contiene  los trabajos de los más destacados   historiadores del cine, ensayos de carácter académico sobre la obra de  los  directores  y una muestra de los modos de ver el cine boliviano desde fuera del país.
El crítico de cine  Sergio Zapata   dijo que este trabajo es uno de los más completos del cine boliviano porque recoge el trabajo  indispensable  para entender el cine boliviano. Según Cinemascine, el  libro está dividido en cuatro partes  y  ofrece temáticas como  la historia del cine boliviano y documentos, como  El cine silente boliviano, de Pedro Susz: El cine boliviano, 1940-1964, de Alfonso Gumucio; El cine boliviano 1960 – 1990, de Carlos Mesa, y Del celuloide al digital: el cine boliviano, 1990-2013, de Santiago Espinoza y Andrés Laguna.

Puntos de vista
Diego Mondaca  Cineasta boliviano
 "Preferiría una selección más amplia”
Me parece  que en este proyecto  (la   selección de las 12 películas fundamentales de Bolivia)  falta, en todo caso, una película altamente representativa como es El Coraje del Pueblo, de Jorge Sanjinés y el grupo Ukamau. Y, en opinión mía, sobra Ivy Maraey, de Juan Carlos Valdivia.
Considero  que  ayudaría más una selección  que incluya lo que hoy en día representa  el cine boliviano, que son visiones y modos de producciones distintos. Además, sugiero también  incluir los cortometrajes con igual potencial y representación como aporte a la  construcción de la memoria visual del país.
Finalmente,  lo  verdaderamente importante de este tipo de proyectos   sería nombrar comités que incluyan  a los  jóvenes cineastas, porque es importante que  los jóvenes participemos  en  los debates y   en la toma de decisiones.

Crean un  disco interactivo
Los miembros del proyecto elaboraron también un    disco interactivo que es, según Mariaca, un modelo pedagógico y una herramienta didáctica para enseñar a mirar cine en secundaria.
  Según Mariaca, el objetivo del disco  es difundir los filmes en los colegios y escuelas del país.  Acotó que debería incorporarse  la materia de cine en los colegios.  "Creemos que  los  videos deberían   repartirse gratuitamente.  Además,  se debería exigir a  los maestros a usar este material en clases”, contó.

Wara Wara - 1930
 
Fue  dirigida por José María Velasco Maidana.  Es considerada obra cumbre del cine silente boliviano.  Fue restaurada entre 1989 y 2010. Narra la  vida de la  hija del  curaca Calicuma. Ella vive  en Hatum Colla, capital del Collasuyo, sin embargo, por azares del destino su vida cambia el día que se enamora de un capitán español.

Vuelve Sebastiana - 1953

Fue dirigida por Jorge Ruiz. Cuenta la  historia de una niña chipaya llamada Sebastiana Kespi.  Ella es pastora y se interna  en el prohibido pueblo vecino, un pueblo de aymaras. Su abuelo  preocupado la buscará he intentará convencerla para que regrese a su casa. En 1954,  ganó  el Premio del Festival Cinematográfico Internacional del Sodre, en Uruguay.

Ukamau (Así es) -  1966

Se trata del primer largometraje de Jorge Sanjinés. Es también la primera película en aymara. La cinta se caracteriza por abordar  las injusticias y la discriminación que sufren los indios a manos de  sus patrones. Cuenta la tragedia de  Paulina,   ultrajada por un hacendado, mientras su marido pesca en el lago. Tras el crimen, su esposo  busca venganza.

Yawar Mallku - 1969

Es la segunda película de Jorge Sanjinés.  Es también la primera en quechua.  El filme denunciaba la masiva esterilización de mujeres campesinas por miembros del llamado Cuerpo de Paz. Es interpretada por actores naturales.   La cinta terminó por influir decisivamente para la expulsión del Cuerpo de Paz.            


Chuquiago - 1977

Es el segundo largometraje de Antonio Eguino. Retrata la complejidad de la ciudad de La Paz, a través de cuatro historias que traducen el escalonamiento social de los habitantes. Se  convierte en  la película de mayor recaudación en el año y una de las de mayor acceso de público en la historia del cine boliviano.

Mi Socio - 1982

Es dirigido por el  boliviano-italiano Paolo Agazzi. Es una  película  que recorre la diversidad del país de las experiencias de un camionero occidental junto a su pequeño ayudante lustrabotas que procede del oriente, según  el libro Panorámica a la historia del cine boliviano. Ganó premios en festivales de Colombia, Cuba y el país.

La Nación Clandestina (1989)

Dirigida por Jorge Sanjinés y ganadora de la Concha de Oro en San Sebastián, España, el premio más importante que logró un filme nacional. Cuenta la historia de Sebastián Mamani,  quien regresa a su pueblo para pagar sus culpas por participar en la dictadura  bailando la danza del Danzanti hasta morir.

Cuestión de fe (1995)

Es la ópera prima de Marcos Loayza y participan actores como Jorge Ortiz y Elías Serrano.  Narra el viaje del santero Domingo, su compadre Pepelucho y el apostador Joaquín hacia los Yungas para trasladar una virgen de tamaño natural. El filme fue premiado en festivales de varios países latinoamericanos.

Dependencia sexual (2003)

Es la primera película de Rodrigo Bellot. Retrata la historia de cinco jóvenes en Bolivia  y Estados Unidos que intentan encontrarle un sentido a su sexualidad a través de diversas experiencias. El filme representó a Bolivia en la preselección de la categoría a Mejor Película Extranjera en los 76 premios Oscar.

Lo más bonito y mis mejores años (2005)

Es la ópera prima del cochabambino Martín Boulocq. Cuenta la historia de Berto, un muchacho solitario e introvertido que vive en una pequeña ciudad de Bolivia y que quiere huir del país y de su vida actual, pero la llegada de Camila, la novia de su amigo, le hará cambiar de planes. Es  una fábula urbana retratada a través de una historia visualmente conmovedora.

Zona Sur (2009)

Dirigida por Juan Carlos Valdivia, junto a un elenco integrado por actores y actrices debutantes en cine. Muestra la vida de una familia que vive en la zona Sur de La Paz.  Participó en varios festivales internacionales, como el de Huelva en España, el del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, el Festival Internacional de Cine de Tokio y el Festival de Cine de Sundance de 2010.

Ivy Maraey (2013)

La más reciente película de Juan Carlos Valdivia. Narra la historia de dos amigos:  Andrés (Valdivia), un cineasta , y    Yari (Elio Ortiz),  un líder indígena, que  viajan juntos por los bosques del sureste del país   con el objetivo de investigar para una película sobre el mundo guaraní. El filme fue elegido para representar a Bolivia en la preselección del premio  Goya 2015.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

74
9

Comentarios