Un recuento de la visita del escritor chileno al país. El autor falleció el viernes a los 62 años

El paso de Lemebel por Bolivia

El autor de la novela Tengo miedo torero llegó a La Paz en marzo de 2012. Realizó una sesión de lectura y ofreció una entrevista.
sábado, 24 de enero de 2015 · 19:18
Anahí Cazas  / La Paz
"Con todo mi corazón, va un texto que escribí pensando en que es tan injusto el hecho de que un niño no pueda conocer el mar”,  expresó emocionado el escritor  chileno Pedro Lemebel ante un auditorio de más de  150  personas, reunidas el 15 de  marzo de 2012, en el Museo de Etnografía  y Folklore  (MUSEF) de La Paz.
Acto seguido,   el novelista  leyó  Carta a un niño boliviano que nunca vio el mar. De inmediato, el público comenzó  a aplaudir.       Ésa fue una de las últimas presentaciones internacionales del también   cronista, quien murió el viernes a los 62 años a causa de un cáncer de laringe.
Lemebel fue  el mayor referente de la literatura homosexual chilena.  Sus publicaciones trascendieron fronteras y fue reconocido como uno de los más importantes representantes de la crónica en Chile, pero también se dio a conocer como militante del Partido Comunista y duro detractor de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). En 1980, fundó, junto a Francisco Casas, el dúo de arte Yeguas del Apocalipsis. 
   El escritor, ganador en 2013 del premio iberoamericano de letras José Donoso,   visitó el país invitado  por el   colectivo de  Mujeres Creando. La llegada de Lemebel no sólo generó expectativa en círculos literarios, sino  también causó revuelo entre  sus   seguidores,  quienes meses antes de su arribo  realizaron  debates sobre su  obra. Los conversatorios eran organizados por   el  programa Soy marica y qué, emitido por Radio Deseo. "Este ciclo de lecturas busca difundir y compartir la obra de  Lemebel. Pero sobre todo, busca desafiar al mundo gay para que conozcan a este reconocido cronista que es travesti y se define como maricón”, dijo en esa ocasión Roberto Condori, uno de los conductores.
 En    su presentación en el auditorio del  MUSEF, Lemebel se apoderó del escenario al paso de tacos altos y una elegante bufanda.   Ni bien subió a la palestra, sujetó el micrófono y disparó: "En el texto de mis crónicas... de alguna manera recrimino a la izquierda la ausencia de la homosexualidad... aunque yo no como pollo”. Luego sonrió y comentó: "Aunque alguna vez algunos pollitos”.
Así  Lemebel  inició la lectura de su obra Manifiesto (Hablo por mi diferencia), que fue calificado por  su amigo y colega, el  chileno   Roberto Bolaño como un "verdadero poema, una obra de arte”.
"Bolaño decía que era poesía y yo le decía que no soy poeta”, contó el chileno y aseguró  que otra persona le dijo en una ocasión que su Manifiesto "es la plegaria del maricón”.
Antes de la lectura de  su Manifiesto, el autor leyó su crónica Mami pistola. Luego siguieron historias como La leva, La Virgen del Carmen, Bella Flor y otros. Pero, en esa presentación, el autor  también compartió  un poco de su vida, de cómo incursionó en el mundo de las letras, de por qué decidió usar el apellido de su madre, de su lucha contra el régimen dictatorial  de Augusto Pinochet, entre otras historias y anécdotas.
Tras finalizar la sesión en el MUSEF, Lemebel salió a la puerta  para  saludar a los asistentes. Se sacó fotografías, firmó libros e incluso plasmó su autógrafo en fotocopias de sus obras.  "No me importa, lo que me interesa es que me lean”, respondió,  cuando se le preguntó de por qué no le molesta que saquen copias de sus trabajos.  Luego,  amable y sin perder la sonrisa, plasmaba  su firma acompañada con frases como: "Con cariño, estas letras de guerrillero ardor, Pedro Lemebel”.
Al día siguiente,   el  16 de marzo, el  cronista dio   una entrevista en el segmento "Machos, varones y maricones” del programa La loca mañana (Radio Deseo), conducido por  María Galindo, de Mujeres Creando.  En ese encuentro, la misma Galindo  reconoció: "Esta es la entrevista más difícil que he hecho; estoy muy nerviosa”.  Uno de los momentos más emotivos de ese diálogo  fue cuando Galindo le dijo que ella no había podido curar las heridas que recibió y  Lemebel  le respondió: "Yo también tengo heridas en la espalda; que estén cicatrizadas tampoco quiere decir que estén curadas”.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

60
2

Comentarios