"La Laruta" prepara gran concierto para festejar sus tres años de vigencia

La Big Band - que busca la originalidad a través del jazz y de la música popular boliviana – tendrá una noche con diez músicos invitados en el Nuna Espacio de Arte
martes, 30 de junio de 2015 · 13:24

ANF / La Paz

"Rodolfo Laruta y la Sonora Final los Ande's", es la única Big Band en el país que se dedica a reproducir música boliviana hecha para público boliviano. Con motivo de celebrar en grande sus tres años en la escena planean un concierto con destacados músicos invitados, que se realizará en el Espacio de Arte Nuna (Calle 21 de Calacoto, San Miguel).

Grillo Villegas, Vero Perez, Vadik Barrón, Diego Ballón, Álvaro Montenegro, Oscar García, José María Santalla, Sofía Petignat, Freddy Mendizabal y Heber Peredo interpretaran algunos temas junto a la orquesta dirigida por los músicos, compositores y arreglistas, Juan Andrés Palacios y Pablo Iturry. "Este año queremos que la Laruta se convierta en una especie de filtro.

Algunos de nuestros invitados se animaron a pasarnos su música para ver cómo sonaría su versión Laruta", apuntó Palacios. Por eso se podrá escuchar "Huesos" del Grillo Villegas y Ceptomanía de Vadik Barrón. Además habrá sorpresas como ser algunas obras que están reviviendo y otras en estreno. "Este año, la Laruta está sonando como nunca antes. Muchos de nuestros músicos son ya personas conocidas en el medio y todos aportan muchísimo.

Estoy orgullosísimo de dirigir, junto a Pablo Iturry, este elenco maravilloso", explicó Palacios. Son 18 músicos que componen la orquesta: Saxos: Luis Alarcón Zabala, Iris Mayra Tito Mariño, Victorinil Aliaga, Juan Manuel Rocha. Metales: Ivan Canedo, Carlos Andrés Ríos Chávez, Omar Gutierrez, Luis Miguel Clavijo, Juana Atenea Caballero Casas. Cantantes: Pedro Pablo Silón, Laura Ede, Marie Jordan, Julia Peredo Guzmán. Sección rítmica: Efrain Velasquez Quispe (g), Christian Laguna (b), Alejandro Lobatón Rubin de Celis (bat), Heber Peredo (pno) Pablo Iturry Espinoza. (percusión y codirección) Nacimiento A partir de sus indagaciones profesionales a través de sus estudios en Europa, Juan Andrés Palacios volvió al país el 2012 con la firme idea de poder desarrollar sus arreglos realizados para small band.

Ese fue el primer paso para luego consolidar "La Sonora Final los Andes" - como fue el primer nombre del proyecto - después de conocer al compositor Rodolfo Laruta, con bastante experiencia en la escritura para orquestas de jazz, lo invitaron a participar y de cierta manera lo apadrinaron asumiendo su nombre.

"Él fue a vernos y decidimos armar algo en conjunto. A los músicos les pareció que Rodolfo era un músico muy interesante, pero además, un personaje muy divertido ya que él es de origen alemán pero se cambió de nombre", contó Palacios indicando que Laruta sigue trabajando junto a ellos. Palacios comentó que su mayor objetivo es desarrollar un sonido propio - "un sonido nuestro". Entendiendo "nuestro" no como "Bolivia", sino en un sentido más literal: un sonido "Laruta".

"A nosotros nos interesa descubrir cómo sonamos en conjunto como músicos populares, como académicos, como músicos de la calle, como músicos de conservatorio, como bolivianos, como alemanes que quieren ser latinos. Queremos un sonido nuevo pero que suene divertido también, que suene a lo que somos nosotros", explicó en entrevista exclusiva a ANF.

Trabajo hecho a pulmón "La Laruta" es una orquesta autogestionada, es decir: no dependen de ninguna institución. Ese es un gran problema, indicó Palacios, ya que si bien hacen música popular, no hacen música mediática. "Somos una orquesta de teatros y aparentemente nuestro público objetivo es un público selecto, lastimosamente.

Por otro lado, estos problemas nacen de nuestro interés de encontrar un sonido único. Nosotros no estamos dispuestos a modificar ese aspecto de nuestra música y, por lo tanto, no podemos depender de una institución que nos diga que repertorio hacer, o incluso modificar nuestras jerarquías internas", dijo Palacios, refiriéndose a que como no tienen un público masivo, no muchas instituciones se interesan en auspiciarlos, por lo que no tienen muchos ingresos.

"En un país donde a los músicos se les acostumbra pagar mal, tener una orquesta de este tipo no es una actividad muy rentable", acotó. En estos momentos, la orquesta esta dispuesta a trabajar hasta que la gente se dé cuenta de lo que están haciendo. Palacios es consciente que eso puede tomar un tiempo, pero están dispuestos intentarlo.

"Hasta ahora, la Laruta está firme como un queso y estamos trabajando más duro que nunca. Lo que estamos buscando ahora es poder conseguir auspiciadores. Quisiéramos conseguir un lugar propio para ensayar y quisiéramos obtener equipos que nos permitan trabajar. Con algunas facilidades de ese tipo, la orquestaría podría crecer mucho más aún", explicó.

Proyectos que se vienen La Laruta está programando un concierto con un invitado internacional en septiembre y se encuentran armando una obra de duración más extensa - de aproximandamente una hora y media - con medios audiovisuales. Por otro lado, tienen algunas colaboraciones sorpresas que anunciaran en los próximos meses.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias