David Lemaitre llega para cumplir su sueño de tocar en Bolivia

El trío fundado por el boliviano en Alemania dio al menos 250 conciertos en distintos países de Europa. La gira Vuelta al sur también llevará al grupo a Argentina.
domingo, 2 de octubre de 2016 · 00:00
Gonzalo Díaz Díaz de Oropeza  / La Paz

 La canción Megalomanía del trío David Lemaitre tiene más de 500 mil visitas en YouTube. La composición es parte del primer disco del grupo fundado por el boliviano David Lemaitre. "El tema  que más fuerte ha pegado, sin duda alguna, es Megalomanía, que fue el primer y único corte de mi disco”, señaló el músico  desde Alemania.
 
Lemaitre vive en Alemania desde hace 14 años. En los años recientes, ha tocado en casi todos los países de Europa. Sin embargo, tenía el sueño de presentarse en la ciudad donde creció. Este anhelo se cumplirá esta semana, pues el 6 de octubre se presentará en el Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez  y el 7 en el Teatro Nuna.
 
"Estoy tan feliz de que antes de cerrar este capítulo y empezar con el siguiente disco pueda compartirlo con Bolivia. He viajado por toda Europa bajo la bandera de ser boliviano y se me han abierto muchas puertas”, indicó. "Me sentía muy mal de no haber podido mostrar todos estos años de trabajo a la gente de allá, a mis amigos y a la ciudad donde he crecido. Va a ser muy emocionante. Van a ser conciertos muy intensos para mí”, señaló.
 
Estas presentaciones son parte del tour Vuelta al Sur, que también llevará al trío a actuar en Cochabamba el 8 de octubre  y a Santa Cruz, un día después. Luego, la gira seguirá en Argentina, donde actuará en La Plata (13) y en Buenos Aires (14). Más detalles se pueden conocer en la página de Facebook, David Lemaitre. 
 
Se trata de las primeras actuaciones de David Lemaitre en América. En Europa, el grupo ha brindado al menos 250 conciertos en países como Francia, Holanda, Bélgica, Inglaterra, Suiza y  Austria, entre otros. Esta exitosa etapa en la vida del músico boliviano comenzó en 2012, cuando el trío conformado por Joachim Foerster (batería y música electrónica), Sebastian Schlecht (violín y sintetizadores) y Lemaitre fue invitado a una gira por Europa junto a la banda Get Well Soon.
 
Lemaitre conoció a Foerster y a Schlecht en la ciudad de Mannheim. "(Sebastian) es un genio de la música, además es matemático, acaba de hacer su doctorado”, explicó el vocalista. "(Joachim) viene de lo más profundo de la Selva Negra y es un maestro en buscar un pop de cámara”, explicó. Ambos músicos construyen sus propios instrumentos, como un sintetizador de botellas que traerán a Bolivia.
 
Ya cuando Lemaitre tenía un proyecto como solista decidió cantar en inglés, lo cual le abrió puertas en distintos países. El compositor considera que hacer las letras es la parte más escurridiza del proceso de creación musical. Su principal inspiración viene de la distancia y de sus viajes. Por eso, su primer disco lanzado en 2013 se llama Latitude. 
 
"Busqué dar un espejo (...) a lo que hace la distancia con nosotros, pero no sólo la distancia física, sino lo que significa sentirse lejano a una persona con la que compartes mucho; o cómo te puedes sentir conectado a alguien a quien ves pocas veces”, explicó. 
 
"Las letras siempre son como pequeños envases. Yo siento que las canciones se escriben a sí mismas cuando uno las deja”, afirmó. "Hay que salirse del camino, hasta ahora no tengo idea de cómo funciona, sigo todos los días tratando de mejorar en escribir y en descubrir cómo hacerlo. Siento que lo más importante de una canción es que sea lo más honesta posible”.
 
Lemaitre se fue del país luego de egresar del Colegio Alemán de La Paz. Entonces ganó una beca para estudiar ingeniería, pero en ese país entendió que lo suyo era la música. Su afición estaba presente desde que aprendió a tocar guitarra muy temprano, a sus ocho años de edad. 
 
En su caso, el amor por la música pudo más que el talento, pues al principio no recibió comentarios favorables. "Mi primer profesor de guitarra me dijo que lo deje, que me dedique a otra cosa porque no tenía ni afinación ni oído”, recordó. "Me tomó mucho tiempo llegar a un punto en el que dije ‘yo voy a perseguir la carrera de música’”.
 
Cuando aquello ocurrió, dejó todo y empezó a estudiar lo que podía sobre música. Luego adquirió conocimientos en grabación. "Desde entonces me he dedicado 100%, a pesar de que por mucho tiempo tenía muchas dudas de que algo bueno iba a salir, aunque siempre con la curiosidad de aprender”.
 
Así, poco a poco ganó espacios en la música y empezó a ver los frutos de su esfuerzo. En la ciudad de Mannheim empezó a tocar en cafés y luego grabó sus primeros demos en su living. Ahora el músico reside en Berlín. 
 
El último año ha estado sumergido en la producción de su segundo disco. Algunos temas de éste serán parte de los conciertos en el país y Argentina. "Honestamente he estado extrañando el escenario. Hace un año empecé a planear un sueño mío, que era regresar a Bolivia para tocar por primera vez”, afirmó.
 
 "No puedo creer que se vaya a materializar, a tres días de subirme al avión estoy muy emocionado de volver”, aseguró.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

92
3